La intoxicación se produjo por los gases desprendidos por la calefacción de la vivienda y además de los tres niños resultaron afectadas tres mujeres y cuatro hombres, según el 112.

Sobre las 01:45 horas de la pasada madrugada, los servicios de emergencia recibieron una llamada alertando de la existencia de diez personas mareadas en esta casa rural de La Hoya.

Hasta el lugar se desplazaron dos ambulancias y una UVI móvil procedentes de Béjar (Salamanca), así como efectivos sanitarios de los centros de salud cercanos, que atendieron en un primer momento a los intoxicados y ordenaron posteriormente su traslado hasta los hospitales Clínico y Virgen de la Vega de la ciudad de Salamanca.