El macrojuicio que la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha celebrado durante 16 meses contra 52 acusados vinculados al supuesto entramado social, político, internacional, económico y mediático de la organización terrorista ETA quedó ayer visto para sentencia, lo que fue recibido por los procesados con gritos de Gora Euskal Herria Askatuta (viva Euskal Herria libre).

Los 52 procesados hicieron en la última sesión uso de su derecho a la última palabra para sumarse al alegato que dejó escrito el fallecido Jokin Gorostidi, acusado por su vinculación con el aparato internacional de ETA, Xaki, y que fue leído ayerpor el abogado Iñigo Iruin. "Tanto ayer como hoy -en referencia al proceso de Burgos y a esta causa-, estoy secuestrado por la estrategia de guerra del Estado español. Euskal Herria necesita tener la palabra y la decisión. Hasta conseguirla no nos callarán. Dejad en paz a Euskal Herria ayer, hoy y siempre. Euskal Herria Askatuta (Libertad para el País Vasco)".

Los 52 procesados se enfrentan a penas que oscilan entre los 4 y 19 años de prisión, pese a que en un principio el ministerio público exigía condenas de entre 10 y 51 años de cárcel.