Las dos primeras detenciones y el decomiso de la droga se produjeron sobre las 14:00 horas de ayer en la cala de Salou y el resto de los miembros de la organización, que llevaban meses siendo investigadas por la Sección de Estupefacientes de la Policía Nacional en el marco de la operación ´Tarraco-Nova´, han sido arrestados en Reus.

El cargamento de hachís, que está en depósito en la comisaría de Reus, procedía de Marruecos y tenía como destino la costa catalana, añadió la misma fuente.

La incautación de 116 fardos de hachís, con un peso aproximado de 3,5 toneladas, se produjo a pie de playa, después de que fueran desembarcados en una cala de Salou.

En esta cala, la policía detuvo a dos individuos que eran los que custodiaban el desembarco de la droga y se encargarían de su posterior trasladado a un almacén.

Junto con la droga también se ha decomisado un vehículo Mercedes Benz E-190, ocho teléfonos móviles y diverso dinero en efectivo.

Los detenidos, cuyas identidades no han sido facilitadas, pasarán a disposición judicial en las próximas horas como presuntos autores de los delitos de tráfico de estupefacientes y contrabando.