La Jefatura Superior de Policía de Madrid informó de la detención y puesta a disposición judicial de Esteban G.J., santanderino de 44 años, y de Julio Fernando F.F., paraguayo de 22, el primero de ellos cuando trataba de vender joyas robadas en una casa de compraventa de Madrid y el segundo cuando se dirigía a su hotel en la capital.

Los hechos se remontan al día 4 de julio cuando el propietario de una casa de compraventa en la calle Arenal de Madrid denunció un robo y, tras las investigaciones de la Policía, se determinó que el suceso podía estar relacionado con una investigación abierta en Cantabria por el robo de obras de artes en municipios de esa comunidad y en una parroquia en la localidad de Fraguas.

Agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid establecieron un dispositivo de control de las casas de compraventa de joyas para sorprender a los sospechosos "in fraganti" en alguna transacción, lo que ocurrió con Esteban G.J. en un establecimiento de la Puerta del Sol donde ofertaba 280 gramos de joyas.

En el cacheo que se efectuó al detenido se encontraron un resguardo de solicitud de renovación del DNI a nombre de otra persona, una llave metálica y una tarjeta magnética de las utilizadas en las puertas de las habitaciones de hostelería.

Ante la sospecha de que se alojara en algún hotel de la capital, se comprobó que tenía reservada una habitación en el hotel de la Plaza del Angel, donde posteriormente fue identificado y detenido el segundo sospechoso, Julio Fernando F.F.

Los agentes solicitaron mandamiento de entrada y registro, y con autorización judicial accedieron a la habitación donde encontraron una caja fuerte con joyas y relojes sustraídos en la casa de compraventa madrileña por un valor de 480.000 euros, además de las herramientas útiles para acceder por el balcón al interior de la tienda.

Enrique G.J. cuenta con numerosos antecedentes policiales y reclamaciones judiciales en Madrid, Burgos y Santander, mientras que Fernando F.F. también había sido detenido previamente por estancia ilegal en España.