Más de un millar de personas vinculadas a redes de inmigración ilegal, falsificación de documentos y explotación laboral de extranjeros han sido detenidas por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante el primer semestre de 2005, según informó ayer el Ministerio del Interior.

En concreto, entre enero y junio de 2005, el Cuerpo Nacional de Policía detuvo a 180 personas vinculadas a 67 redes dedicadas a la entrada clandestina de inmigrantes en España, mientras que la Guardia Civil arrestó a 247 inmigrantes de organizaciones especializadas en este mismo delito.

En cuanto a la falsificación de documentos, la policía detuvo en los seis primeros meses del año a 116 personas vinculadas a 31 redes dedicadas a este tipo de fraude y la Guardia Civil apresó a 133 relacionados con distintas organizaciones.

Asimismo, la policía capturó a 103 delincuentes vinculados a 37 redes de explotación laboral de extranjeros y la Guardia Civil a 245 miembros de esta clase de organizaciones.

Entre las principales operaciones, Interior destacó la actuación en enero de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsificación (UCRIF) de Barcelona que de-sarticuló una red internacional dedicada a la explotación laboral de ciudadanos extranjeros de Marruecos y a la estafa, que concluyó con la detención de 6 miembros de al organización.

Llegada de "sin papeles"

Salvamento Marítimo rescató en la noche del sábado a 35 inmigrantes varones localizados en una lancha neumática de color negro a 14 millas de la costa almeriense.

Además, un grupo de catorce inmigrantes irregulares fue detenido ayer en el norte de Lanzarote tras llegar a la isla a bordo de una patera. Los inmigrantes viajaban en una embarcación que alcanzó la playa de La Garita, en el municipio de Haría, y una vez en tierra, se dispersaron por los alrededores.