Los juzgados no tienen la obligación de comunicar a instancias superiores de instituciones como la Guardia Civil la existencia de denuncias en contra de sus miembros, según sostienen fuentes judiciales sobre las recibidas y archivadas en juzgados almerienses contra el teniente de Roquetas.

Fuentes del Juzgado de Instrucción 1 de Roquetas, que instruye las diligencias por la muerte de un detenido en el cuartel, precisaron que comunicarlo a instancias superiores "estaría hasta feo" porque supondría vulnerar el derecho al honor del denunciado, que sería en cualquier caso quien debería comunicarlo a sus superiores si, al tratarse en este caso de un agente, así lo recoge el régimen disciplinario de la Guardia Civil. Esa consideración es también secundada por fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que explicaron que los juzgados no tienen la obligación trasladar las denuncias al máximo órgano de la institución contra la que se presente la querella.

El ministro del Interior aseguró el jueves que las dos denuncias contra el teniente y que fueron archivadas en los juzgados almerienses donde se presentaron no llegaron al conocimiento de sus mandos superiores.