El mar y sus tierras de origen son los destinos preferidos para descansar por los políticos y los miembros del Gobierno, que también se decantan por disfrutar de sus vacaciones de verano en España y pocos son partidarios de hacer largos viajes al extranjero.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, empezó ayer mismo sus vacaciones junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, y sus hijas, Laura y Alba, en Lanzarote, donde descansará en la residencia de La Mareta.

También Canarias es el destino del titular de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, que coincidirá unos días con Zapatero, aunque posteriormente disfrutará sus vacaciones con su familia en un lugar que su gabinete no ha especificado.

La vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, suele veranear en la localidad costera barcelonesa de Vilanova i la Geltrú, aunque este año, antes de pensar en tomarse unos días de descanso, habrá de completar la gira por países iberoamericanos que ocupa su agenda de trabajo durante las dos primeras semanas de agosto.

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, es uno de los pocos miembros del Gobierno que se desplazará fuera de España en un viaje de unos diez días a comienzos de este mes. A su regreso a Madrid, no obstante, previsiblemente realizará algún viaje de menor duración dentro de la Península.

Fuera de España

También veraneará entre España y el extranjero el titular de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que descansará unos días en el sur de Francia, sin excluir algún otro destino, cuando concluya su agenda de trabajo de agosto, que en principio terminará el día 9, tras una entrevista con su homólogo francés en Biarritz.

Otra de las ministras que saldrá de España es la titular de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, que practicará sus dos grandes aficiones (el montañismo y la playa) en Marruecos.

Por su parte, el ministro de Defensa, José Bono, repartirá sus vacaciones entre Mallorca -donde ya está parte de su familia-, la localidad albaceteña de Salobre -su pueblo natal, donde visitará a sus familiares- y Javea (Alicante), donde compartirá su tiempo con sus amigos.

La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, viajará posiblemente a Cataluña, donde tiene previsto navegar con su hijo, como ya hizo el año pasado; también se decanta por Cataluña la titular de Medio Ambiente, Cristina Narbona, aunque al contrario que Trujillo prefiere la montaña y pasará unos días en el Pirineo de Lérida tras una visita privada a Chile.

Magdalena Álvarez, ministra de Fomento, descansará en Andalucía unos días, igual que Carmen Calvo, titular de Cultura, que lo hará en Cabra (Córdoba). También en esta comunidad -en concreto, en la costa granadina- pasará sus días de vacaciones el ministro de Industria, José Montilla, en compañía de sus trillizos y su esposa. Por su parte, María Jesús San Segundo, ministra de Educación y Ciencia, aprovechará estos días de descanso con su familia en Burgos.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, pasará sus vacaciones en la costa -si bien su gabinete no especifica dónde-, días en los que se dedicará a leer y a disfrutar de su familia.

El norte de España, el lugar menos escogido por los políticos este año, será el destino del ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que descansa en Galicia, lo mismo que la titular de Pesca, Elena Espinosa.

Por su parte, el presidente del Congreso, Manuel Marín, dividirá sus vacaciones entre Vera (Almería), y Madrid. El presidente del Senado, Javier Rojo, también se decanta por las costas andaluzas, donde se "perderá" en algún pueblecito para sumergirse en la vida rural.

La oposición repite el esquema mar y tierras de origen para descansar. Así, el presidente del PP, Mariano Rajoy, tiene previsto desconectar del largo año político en la provincia de Pontevedra, y el líder de IU, Gaspar Llamazares, irá a Praga y Asturias.