Ballesol Pontevedra, las ventajas de vivir en una residencia

“Las personas tienen que poder escoger dónde van a envejecer”

“Nosotros nos conocemos, nos cuidamos, nos queremos”

“Nosotros nos conocemos, nos cuidamos, nos queremos” / Ballesol

Ante el aumento progresivo del número de personas que viven solas, las situaciones de fragilidad, dependencia o un cambio de vida, los geriatras aconsejan una estancia en una residencia.

“Las personas tienen que poder escoger dónde van a envejecer”, coinciden geriatras y expertos en salud. Además, y ante el aumento progresivo del número de personas que viven solas, las situaciones de fragilidad, dependencia o un cambio de vida, aconsejan una estancia en una residencia. Pasar de ser una alternativa a la primera opción.

 Ballesol lleva más de 40 años ayudando a elegir el mejor cuidado para las personas mayores desde una perspectiva psicosocial, participativa y feliz.  Un ejemplo. “En nuestra residencia de ancianos en Pontevedra, Ballesol Poio, hemos conseguido que la residencia sea vista como un espacio que contribuye al progreso de las personas” justifican con los resultados de la última encuesta de satisfacción en la mano. Ana Quiroga, la directora del centro, enfatiza sobre un hecho. “El éxito de conseguir superar las expectativas de las familias cuando nos eligen”  resume sobre esta nueva forma de envejecer que ha convertido a esta residencia situada en Poio en un modelo de cómo y dónde hacerlo.

Su apuesta para los próximos meses es ambiciosa. Reforzar sus servicios, enriquecer los proyectos de vida de los residentes, aumentar la atención personalizada…. un propósito que comienza con las estancias vacacionales ( cada vez más demandadas y valoradas ) y en las temporales por  recuperación poshospitalaria, como la recuperación de una fractura de cadera, o una prótesis de rodilla. En este sentido la residencia pone a disposición de las familias un “programa de mejora de la autonomía y el reaprendizaje de las actividades de la vida diaria” con el reto de encontrar  el equilibrio para aspirar diariamente a ser feliz por encima de cualquiera de las adversidades. Para conseguirlo se incluye durante el tiempo que esté el residente, la posibilidad de participar de un entorno sociocultural con proyectos y servicios adicionales de carácter social, cultural, solidario e intergeneracional. Actividades dentro y fuera de la residencia ( especialmente conciertos, actuaciones)  o talleres de nuevas tecnologías, jardinería o cocina… “En cualquier tipo de estancia buscamos promocionar desde una salud física, mental y emocional a fomentar hábitos y estilos de vida saludable”. Por eso Ana Quiroga, directora en Ballesol Pontevedra (Poio) recuerda algunos de los compromisos que se adquieren con el cliente.

Ballesol lleva más de 40 años ayudando a elegir el mejor cuidado para las personas mayores.

Ballesol lleva más de 40 años ayudando a elegir el mejor cuidado para las personas mayores. / Ballesol

  • Promover un envejecimiento activo con una planificación estratégica y operativa que impulse el modelo Ballesol de Atención Integral Centrada en la Persona (AICP)
  • La necesidad de crear estrategias rehabilitadoras y preventivas, que puedan retrasar o prevenir los problemas relacionados con la edad. En este sentido expertos del sector recomiendan este centro por el manejo de enfermedades neurodegenerativas (siendo considerados los centros de Ballesol como residencias Alzheimer) como la enfermedad de Parkinson o cerebrovasculares como el ictus o la fragilidad “a través de la prevención, diagnóstico precoz, tratamiento, rehabilitación y adaptación a estilos de vida y recursos que mejoren su bienestar”, aconsejan.
  • Entender el envejecimiento como un proceso de evolución, crecimiento y desarrollo, basado, principalmente en la experiencia de las personas mayores, sus historia de vida, hábitos y costumbres.

Proyectos marca Ballesol

“El lado positivo de envejecer aquí está en poder cumplir tus expectativas” coinciden la mayoría de los residentes al enumerar algunos de los proyectos que han realizado en la residencia de Poio. Desde participar en un coro, disfrutar de conciertos, compartir conocimientos en talleres de repostería o pintura…a clases de nuevas tecnologías.

Existen también otros proyectos en los que trabajan. Programas marca Ballesol que son referentes en el ámbito residencial y que buscan dar sentido al lema de la compañía Nosotros, nos conocemos, nos cuidamos, nos queremos”:

  • Roboterapia como aplicación terapéutica en personas con deterioro de capacidades y demencias. Permitiendo la interacción con un perro o gato robótico – diseñado para imitar el comportamiento y la apariencia de estos animales reales- consiguiendo fomentar la socialización y comunicación, y efectos psicológicos como la relajación y la motivación
  • “Músicos por la salud”. A través de microconciertos se  favorece las “reacciones tanto a nivel anímico, como físico y social” atendiendo al ciclo de vida del residente. Se interactúa con el sonido, el ritmo y la manera de cantar de músicos profesionales que se apoyan en instrumentos musicales como pianos, guitarras, acordeones, de cuerda…
  • “Siempre acompañados”. Programas que fomentan las relaciones sociales y entre generaciones ( Ballesol Poio cuenta con un coro Intergeneracional)  actuaciones musicales, gastronómicas, visitas y recorridos culturales en los que se invita a las familias a participar de esta experiencia.

Para más información y reservas: 900242425 o en ballesol.es