Transportes y Logística

Vilagarcía mueve hasta mayo más de 600.000 toneladas

Es el tercer mejor balance de su historia para los cinco primeros meses del año

Un puerto versátil y diversificado

La práctica totalidad de actividad de carga y descarga de mercancías se realiza en la parte sur del recinto.

La práctica totalidad de actividad de carga y descarga de mercancías se realiza en la parte sur del recinto. / Faro

El Puerto de Vilagarcía ha cerrado el quinto mes del año con un tráfico portuario acumulado de 612.987 toneladas. Hasta la fecha, sólo en dos ocasiones con anterioridad el Puerto de Vilagarcía había superado las 600.000 toneladas de movimiento de mercancías en el periodo enero-mayo. 

Las buenas cifras de los últimos meses han permitido compensar en gran medida los descensos de tráficos de comienzo de año, dejando por debajo del 3% la diferencia del acumulado a cierre de mayo con relación al pasado ejercicio, en el que el puerto arousano estableció su vigente récord de movimiento de mercancías, al superar holgadamente los 1,5 millones de toneladas a cierre del ejercicio. 

Por categorías, hasta mayo se movieron casi 127.000 toneladas de graneles líquidos; más de 165.000 toneladas de graneles sólidos y se superaron las 317.000 toneladas de movimiento de mercancía general, incluida la contenerizada. Este reparto de tráficos ejemplifica la diversificación y versatilidad del puerto de Vilagarcía, capaz de atender de manera ágil y eficiente las demandas del tejido productivo y empresarial de su área de influencia, que abarca todo el noroeste peninsular, con especial atención a las comarcas de Galicia más próximas al puerto arousano. 

La práctica totalidad de actividad portuaria de carga y descarga de mercancías se realiza en la parte sur del recinto portuario, que cuenta con los mayores calados (de 11 y 13 metros), líneas de atraque y áreas de almacenamiento anexas. 

La AP es también responsable de la gestión de una importante bolsa de terrenos orientados a la interacción puerto-ciudad, que coincide con la fachada marítimo-urbana de Vilagarcía y en la que se ubican zonas verdes, zonas lúdicas y diversos equipamientos públicos. La separación entre el puerto comercial e industrial y el puerto ciudadano, ya muy avanzada, culminará con la apertura a usos públicos del muelle de O Ramal.

A fin de seguir reforzando su papel clave para la actividad económica de las empresas de su entorno, el puerto de Vilagarcía proyecta licitar en breve la fase tres del ferrocarril a Ferrazo, que optimizará la compatibilidad del transporte ferroviario de mercancías con el desarrollo de las operativas portuarias.