Prácticamente ni una cama libre en los hoteles de toda la ciudad olívica, repleta a escasas horas del pistoletazo de salida a una de las cuatro ferias más importantes de Europa para el sector naval, que abre hoy las puertas de la edición más internacional de toda su historia en el recinto del IFEVI. Lo hace con 400 expositores, 900 marcas representadas y muy buenas previsiones tanto en lo que a asistencia como a capacidad de generación de negocio se refiere: 20.000 visitantes y 10 millones de euros son las cifras que maneja la organización en este sentido. Javier Arnau, director del evento, responde en FARO sobre las claves de esta VIII edición. 

– Navalia está de vuelta cuatro años después, ¿hay ganas? 

–Muchísimas, es la primera de las grandes ferias genéricas del sector que se celebra sin ninguna restricción por la pandemia. La prueba es que ha crecido hasta un 20% en expositores internacionales desde la última vez. Cuatro años dan para mucho en lo que a desarrollo industrial naval se refiere y las empresas quieren aprovechar Navalia para presentar en sociedad todas sus novedades. Hay muchas ganas de un evento internacional y eso se nota. 

– ¿A qué cree que se debe el incremento de la presencia internacional en Navalia?   

– Ha habido un boom espectacular en esta edición por la confluencia de varios factores: en primer lugar, tenemos que agradecer a la mayoría de los expositores que decidiesen mantenerse fieles a la feria incluso en los momentos de mayor incertidumbre provocados por la pandemia, lo que, a su vez, nos posibilitó tener margen y tiempo para trabajar en mercados más complejos para nosotros, con los que teníamos menos relación como pueden ser Nueva Zelanda, Australia o Irán, además de algunos países de América e India, por primera vez en la cita. 

– ¿Qué más novedades presenta esta edición?

–La asistencia de su majestad el Rey Felipe VI será un gran espaldarazo a Navalia, que este año crece y pasa a ocupar un nuevo pabellón del IFEVI, además del hall y la parte exterior, destinada a la exposición de maquinaria y que llamará mucho la atención. En el ámbito propiamente organizativo, la feria se ha comprometido a reducir su huella en el medio ambiente, por lo que apuesta por una política de papel cero y estrena, por primera vez, una aplicación web propia, en la que los asistentes pueden llevar sus acreditaciones, además de tener acceso a toda la información de la feria, con un plano interactivo y boletín de noticias. 

Otra novedad importante a tener en cuenta es que, por primera vez, tendremos a todos los clusters regionales del naval español en la feria, desde el País Vasco a Andalucía; y también que la parte del programa destinado a las jornadas técnicas ha crecido mucho. En este sentido, no podemos dejar de destacar la presencia de la Armada y el summit de Aclunaga, en los que se abordará la modernización del sector. 

– ¿Qué hay de los temas que centran Navalia este año?

–Procuramos que las jornadas sean cortas, pero especializadas, con píldoras sobre temas técnicos que interesen a los distintos actores del sector. En este sentido, en el programa de esta edición podremos ver desde automatización naval hasta ciberseguridad, pasando por sostenibilidad, con nuevas soluciones como el hidrógeno verde. 

– ¿Qué retos ha planteado la organización de la feria?

– En los años pares, solo hay dos grandes eventos especializados en industria naval en el mundo. Una es la SMM de Hamburgo, y otra es Navalia. El objetivo no solo ha sido mantenernos donde estamos, sino sentar las bases para seguir creciendo en prestigio y dimensiones, y sobre todo en presencia internacional, que es nuestro gran objetivo. 

– ¿La relación de Navalia con el sector?   

–Navalia es miembro de Aclunaga así como del Clúster Marítimo Español y cuenta en su comité ejecutivo con representantes de las empresas así como de las principales entidades públicas del sector. La retroalimentación es completa en este sentido y la feria es, evidentemente, un reflejo del sector: si el sector va bien, la feria irá bien y lo mismo ocurre al revés, la feria apoya también al sector gallego con oportunidades de promoción, prestigio e, incluso, contrataciones. 

– ¿Qué momento diría que vive el naval gallego?, ¿cuáles son sus claves de futuro?   

– El naval vive un momento dulce a nivel mundial. Cada vez se habla más de inversión en nuevas tecnologías y especialización y creo que el futuro del sector gallego pasa por seguir trabajando en esa línea, además de reforzar los lazos con nichos de mercado que presentan grandes posibilidades ahora mismo como la energía a través de la eólica-marina; los barcos de apoyo para acuicultura, o el ámbito militar. 

– ¿Un mensaje en un día como hoy para los actores del sector?  

– Agradecer a todas las empresas que han apostado por la feria desde el principio y hasta en los momentos de mayor incertidumbre y dar la bienvenida a todos los visitantes de la feria internacional. Esperamos que disfruten mucho tanto del evento como de la ciudad.