Con sede en Vigo desde 2011, el centro podológico Alejandro Cuervo (Registro sanitario C-36-001793) es especialista en el cuidado integral del pie.

Cualquier patología o dolencia es abordada en su clínica, desde las que pueden ser tratadas de forma conservadora a aquellas que requieren de una intervención quirúrgica. La microcirugía radioguiada es su especialidad, pero cuentan a su vez con otros tratamientos de última generación, como tratamientos eco-guiados, sistema digital de captación de la pisada, tecnología 3d para la toma de moldes, etc.

El podólogo es el profesional especializado en el cuidado del pie, comprometido con la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las diversas patologías.

“Los avances en la podología moderna permiten tratar problemas del pie como juanetes, dedos en garra, espolón calcáneo, neuromas… de la forma menos invasiva posible gracias a la cirugía radioguiada”. Nos explica el Dr. Cuervo. Esta intervención es conocida como cirugía MIS, y gracias los avances “el paciente vuelve a casa caminando”.

"Sucede que, en ocasiones, las personas con juanetes u otras deformidades no saben que existen formas poco agresivas de resolver esas situaciones"

El centro podológico Alejandro Cuervo va mucho más allá que un centro tradicional, ya que consigue resolver aquellos problemas donde los tratamientos conservadores no llegan. La formación de equipo del centro es parte esencial de la planificación de la clínica para estar a la vanguardia de los últimos tratamientos, técnicas y tecnología. Para ello, sus profesionales acuden a congresos nacionales e internacionales, cursan másteres y se forman continuamente en técnicas innovadoras.

“Los avances en la podología moderna permiten tratar problemas del pie de la forma menos invasiva posible gracias a la cirugía radioguiada”

Las intervenciones realizadas mediante cirugía de mínima incisión o MIS son mucho más rápidas y sencillas. Consiste en la realización de pequeñas incisiones milimétricas, por las que se introduce el instrumental necesario para llevar a cabo la intervención de forma interna y sin prácticamente lesionar la piel. El postoperatorio es más sencillo, dado que requiere menos curas posteriores. Además, se lleva a cabo con anestesia local y no requiere de hospitalización.

Por otro lado, “el riesgo de infección es mucho menor, porque no hay lesiones en la piel y no se utiliza material de osteosíntesis, es decir, tornillos”, apunta el especialista.

El antes y el después en la Clínica Alejandro Cuervo

El antes y el después en la Clínica Alejandro Cuervo Cedida

Por su parte, las circunstancias en las que está indicado operar son aquellas en las que los tratamientos conservadores no resuelven el problema y se hace necesario el abordaje quirúrgico: “Siempre que al paciente le reste calidad de vida y tenga problemas para encontrar calzado, es una solución definitiva”, apunta el Dr. Cuervo, que, preguntado por si se debería operar un juanete si no duele, responde: “Lo que nosotros recomendamos es que se acuda a un profesional que valore esa patología, porque hay que ver si está afectando al resto del pie. El pie es una estructura compleja".

Accede directamente a la web de Alejandro Cuervo a través de este código QR

Accede directamente a la web de Alejandro Cuervo a través de este código QR Cedida

"Sucede que, en ocasiones, las personas con juanetes u otras deformidades no saben que existen formas poco agresivas de resolver esas situaciones. El éxito radica un buen estudio prequirúrgico y en evaluar cada caso de forma individual. No hay dos juanetes iguales, al igual que no hay dos personas iguales, de aquí que siempre ajustemos nuestras técnicas a cada caso y cada paciente” se despide.