Tras anunciar que los jóvenes de 16 años contarán con un permiso de conducir para poder conducir los cuadriciclos eléctricos, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, también anunció algunas modificaciones que afectan al carné de coche de toda la vida, es decir, el permiso de conducir B.

Con estas novedades será más fácil sacárselo, pero más complicado renovarlo. Aprobar la parte práctica del examen de conducir será más sencillo, puesto que el ministro del Interior dijo que quieren “promover los exámenes con cambio automático en los turismos”.

Sin embargo, renovarlo será más complicado, ya que el Gobierno quiere revisar y actualizar “el protocolo de pruebas de aptitud psicofísicas en los centros de reconocimiento médico de conductores, inalterado desde el año 2007.