El Área de Maternidad de Ribera Povisa ha vivido una profunda transformación enfocada a humanizar y personalizar la experiencia de las pacientes a la hora del parto, con un equipo implicado en el seguimiento individualizado de todo el embarazo, los momentos previos al nacimiento y también todo lo que rodea al posparto, para resolver todas las dudas que puedan surgir a los padres al respecto de la lactancia pero también de los cuidados del bebé en sus primeros meses de vida. 

Esta iniciativa comenzó con la puesta en funcionamiento de medidas como la cesárea humanizada, en la que el padre está presente durante la intervención quirúrgica y, si lo desea, puede cortar el cordón umbilical. La madre tampoco se separa en ningún momento del recién nacido, ya que Ribera Povisa ha habilitado una zona de reanimación adaptada para que durante el reposo necesario tras la intervención, pueda iniciar ya la lactancia y permanezca con el bebé.

"Todas las sociedades científicas recomiendan que el contacto piel con piel se realice lo antes posible, para que el apego entre madre y bebé sea inmediato y conseguir ese vínculo afectivo desde el momento mismo del parto. Para llevarlo a cabo ha sido una cuestión de organización y ya está incorporado a nuestros servicios, siempre que la situación médica de la madre no lo desaconseje”, explican desde el equipo de matronas. 

Ribera Povisa cuida de los cinco sentidos en el Área de Maternidad Cedida

Estimular los sentidos y contribuir al bienestar de la madre, desde los primeros inicios del trabajo de parto, es otro de los objetivos del Área de Maternidad, en la que las estancias se han dotado con elementos de musicoterapia y aromaterapia. Es la madre la que escoge la música mientras que se ha optado por el aroma de lavanda, uno de los aceites esenciales más conocidos por sus propiedades relajantes ante estados de ansiedad y estrés. 

Previamente a ese momento, las madres tienen a su disposición sesiones semanales de preparto en las que se resuelven todas sus dudas sobre todo lo que rodea al nacimiento. Además, también pueden descargarse gratuitamente en el teléfono móvil la aplicación Yo Salud, desarrollada por el grupo Ribera, a través de la cual pueden realizar directamente a las matronas del hospital sus consultas sobre el embarazo, el parto, el puerperio o la lactancia. En caso de precisarlo, tienen a su disposición un número de teléfono directo con el que contactar con el ginecólogo encargado de supervisar su embarazo. 

Las madres y los padres no solo han recibido con satisfacción la puesta en marcha de estas medidas sino que ellos mismos han querido ser protagonistas de estos hitos. Ejemplo de ello es la exposición fotográfica que decora las paredes de la unidad y en la que se pueden contemplar bellas instantáneas captadas por los propios profesionales del equipo durante el proceso del parto y la cesárea. Son escenas únicas y de enorme sensibilidad como el primer contacto piel con piel de un recién nacido con sus padres, el corte del cordón umbilical o el inicio de la lactancia.

"El reto es aproximar y humanizar un momento tan importante como la asistencia durante el parto y la cesárea y transmitir que estamos en todas las etapas de la vida ofreciendo apoyo y acompañamiento a los padres", explica Cristina Serra, directora de Enfermería de Povisa.

Ese apoyo se refleja además en acuerdos como el alcanzado con Graña Saúde para que las madres que lo deseen puedan disfrutar de su primer baño con el bebé, a partir de los cuatro meses, en su piscina climatizada a 30 grados.

Todas estas medidas forman parte del nuevo proyecto materno-infantil del grupo Ribera en el que está implicado un equipo multidisciplinar de matronas, ginecólogos, anestesistas, pediatras y personal de enfermería, que conforman en el hospital un comité de lactancia y que intervienen tanto en la preparación al parto como en la iniciación y mantenimiento de la lactancia materna. 

Además de los profesionales sanitarios, también las madres están representadas e implicadas a través del grupo de apoyo a la lactancia, que se reúne de forma mensual para compartir experiencias con las que ofrecer un respaldo a las madres primerizas. “No se trata de imponer la lactancia, sino dar a las madres la posibilidad de realizar una elección informada de cómo alimentar a los recién nacidos, respetar sus necesidades y apoyar su decisión”, subraya Patricia Domínguez, supervisora de Maternidad.

Ribera Povisa cuida de los cinco sentidos en el Área de Maternidad Cedida

La labor del comité de lactancia se desarrolla también en el área de Pediatría, recientemente reformada, y en el servicio de Urgencias de Pediatría, donde se ha implantado un nuevo circuito para mejorar la calidad asistencial y garantizar la seguridad de los servicios sanitarios.

Velar por el parto respetado y humanizado permitirá a Ribera Povisa alcanzar la acreditación IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia), impulsada por la OMS y Unicef, y con la que se busca para mejorar la calidad asistencial profesional al nacimiento y la lactancia.

Área de Maternidad de Ribera Povisa

Teléfonos 986 120 000/ 986 41 31 44 ext.1100