El IPL o tratamiento mediante luz pulsada es una técnica muy versátil y no invasiva, que permite restaurar el aspecto juvenil de la piel y ayuda a combatir los efectos del envejecimiento.  Así lo explica la doctora Virginia Archanco del Hospital Quirónsalud Miguel Domínguez en una entrevista en FARO, en la que resuelve las dudas más frecuentes tras años aplicando este tratamiento tanto en hombres como en mujeres.

¿Qué aporta la IPL a nuestro rostro?

La energía de la luz permite a la IPL mejorar paulatinamente la textura y tonalidad, eliminando poros dilatados, vello, rojeces, manchas y las pequeñas arrugas en las capas más profundas de la piel. Esta técnica debe iniciarse con un diagnóstico personalizado: sólo con un detenido análisis podremos encontrar el tratamiento específico que cada persona necesita para su tipo de piel y estilo de vida.

¿En qué partes del cuerpo puede aplicarse?

En la mayoría de los casos se utiliza sobre el rostro ya que mejora ciertas imperfecciones causadas, sobre todo, por los rayos del sol. También es un aliado en el tratamiento de problemas como el acné, los capilares rotos o el cambio de textura en el colágeno. 

Si bien el efecto ya se ve desde la primera sesión y es acumulativo, suele hacer falta una media de entre 3 a 5 sesiones para conseguir un resultado óptimo

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Una de las preguntas más frecuentes es el número de sesiones que son necesarias para notar los primeros resultados. En este sentido, la experiencia demuestra que cada caso es diferente. Aunque existe un denominador común, en general, la respuesta de las manchas solares es más rápida que la de las lesiones vasculares. Si bien el efecto ya se ve desde la primera sesión y es acumulativo, suele hacer falta una media de entre 3 a 5 sesiones para conseguir un resultado óptimo.

El efecto ya se ve desde la primera sesión y es acumulativo, pero, en general, suele hacer falta una media de entre 3 a 5 sesiones para conseguir un resultado óptimo. Cedida

¿Cuándo realizar este tratamiento?

Superada la sobreexposición del verano, los meses de otoño e invierno son los más adecuados para realizar este tratamiento en el rostro. La recomendación es que tras el diagnóstico en el mes de septiembre, se planifiquen a continuación las sesiones de manera espaciada y consecutiva. 

¿Se puede realizar este tratamiento con ácido hialurónico o toxina botulínica?

Son tratamientos cuyos objetivos son distintos y complementarios. Conviene espaciar alrededor de una semana el tratamiento inyectable del IPL.

Esta técnica debe iniciarse con un diagnóstico personalizado: sólo con un detenido análisis podremos encontrar el tratamiento específico que cada persona necesita para su tipo de piel y estilo de vida.

¿Tiene efectos secundarios?

El tratamiento con IPL puede tener algunos efectos secundarios leves como rojeces en la piel, mayor sensibilidad o picores. Por eso, después de cada tratamiento se establecen unas pautas de cuidados y hábitos de vida saludables. 

¿Qué cuidados hay que realizar después del tratamiento?

Recomendamos ser prudentes con la exposición al solar: evitar tomar el sol mientras dura el tratamiento y usar protección alta. Es muy importante también tener unos hábitos de vida saludable, por ejemplo, está demostrado que el tabaco y el alcohol son enemigos de una buena salud en la piel.

La IPL mejora paulatinamente la textura y tonalidad, eliminando poros dilatados, vello, rojeces, manchas y pequeñas arrugas. Cedida

Tecnología de vanguardia: 

En el hospital Quirónsalud Miguel Domínguez cuentan con la tecnología láser más avanzada para realizar procedimientos para la medicina estética basados en láser y luz pulsada, la ETHEREA-MX®. Una tecnología que ofrece múltiples aplicaciones en un único sistema.:

  • Fotorejuvenecimiento
  • Pigmentaciones
  • Eliminación de lesiones vasculares
  • Depilación
  • Melasma
  • Tratamiento de acné

Para saber más

Pide cita sin compromiso: Teléfono: 680 629 500

Asesora de privados: maria.carballoc@quironsalud.es