Entre las técnicas existentes a la hora de reducir la grasa corporal y modelar el cuerpo, Sara González, con años de experiencia en el campo y directora de un centro estético en Vigo, no duda a la hora de destacar ‘Vanquish Me’ entre las más eficaces y es que esta vanguardista tecnología no solo ofrece resultados visibles a partir de la segunda sesión, sino que además presenta la gran ventaja de que sus efectos son sostenidos en el tiempo. 

No invasivo, cómodo y seguro, con cambios duraderos en los contornos corporales

“Este tratamiento médico estético no invasivo y riguroso consigue una intensa reducción de volumen localizado en la zona abdominal; contribuye a la eliminación de los acúmulos de tejido adiposo en abdomen, brazos y piernas; redefine y perfila contornos corporales; y mejora visiblemente la flacidez cutánea”, desglosa la experta sobre las múltiples aplicaciones del tratamiento, también avalado por los datos. 

Así es: tras realizar un seguimiento a largo plazo en pacientes tratados por grasa abdominal con el dispositivo ‘BTL Vanquish’, un reciente estudio ha concluido que esta tecnología puede causar cambios duraderos en los contornos corporales abdominales. ´

La mayoría de los pacientes conserva los efectos media década después

De hecho y tal y como se puede observar en dicha investigación, los pacientes sujeto del estudio con cambios de peso normales conservaron la mayoría de los efectos originales después de casi media década, si bien es cierto que el tratamiento no puede prevenir futuras ganancias de peso.

La técnica está indicada para la reducción de tejido adiposo localizado en abdomen, piernas y brazos y también redefine contornos corporales, restablece la figura y mejora la flacidez de la piel. 

Además y al aplicarse de forma no invasiva, sobresale también por ser segura e indolora: “Genera una placentera sensación de calor local y no tiene efectos secundarios. El programa completo y progresivo consta de 3 a 5 sesiones de 1 hora cada 10 días”, se despide Sara González desde su centro de Vigo, ubicado en Rúa López Mora, 18, y en el que también trabajan con la tecnología ‘Hifu’ aplicada a las estética para la remodelación corporal. 

Todo ello reforzado con la acción de diversos cócteles de principios naturales como el extracto de alcachofa, rutina, teofilina y carnitina, que actúan reduciendo la cantidad y el volumen de las células grasas y mejorando asimismo la microcirculación.

Frente a la grasa que se resiste a las dietas: Hifu. ¿Qué es y para qué sirve?

También entre los grandes avances para el modelado corporal del sector, sobresale la tecnología ‘Hifu’, un tratamiento estético de ultrasonido intenso capaz de destruir incluso esa grasa que se resiste a dietas y ejercicio. El nombre de esta técnica que acaba con la adiposidad sin pasar por quirófano procede de las siglas en inglés ‘High Intensity Focused Ultra-sound’ (Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad).

“La onda de ultrasonido se concentra en un punto concreto del cuerpo para destruir células grasas y pasa después a reafirmar el tejido”, explica González, que subraya que puede emplearse en distintas zonas como los muslos, las nalgas, el abdomen, los brazos o los costados. Cuenta además con un cabezal especial para tratar la flacidez de la piel y tiene asimismo efectos rejuvenecedores, tonificantes y reafirmantes. 

Para saber más: http://saragonzalez.es/