Porque el supermercado es y continuará siendo un servicio básico para la fijación de población en el rural, porque el agroalimentario gallego tiene mucho que ofrecer y porque el modelo de franquicias ha demostrado fomentar el emprendimiento y el empleo estable, en Vegalsa-Eroski quieren seguir creciendo y creando valor de la mano de su red de franquicias Eroski City y Aliprox, actualmente consolidada con un total de 70 establecimientos y más de 1300 empleos generados. 

Un modelo de negocio de éxito para el que el grupo anuncia ahora una previsión de crecimiento del 25% hasta alcanzar los 90 establecimientos en municipios de menor población, ubicados principalmente en el rural gallego. Según detallan, esta expansión supondrá una inversión de más de 10 millones de euros, además de la generación de 300 empleos directos y otros 150 indirectos. 

Oportunidades para emprender 

“El modelo Eroski City es una buena oportunidad para emprendedores y pymes que quieren abrirse camino en el sector de la alimentación, por eso siempre buscamos establecer relaciones basadas en la confianza, la cercanía y la colaboración. Se trata de entender que hablamos de personas, nos preocupa más la rentabilidad de nuestros franquiciados que la nuestra propia”, añaden desde el grupo sobre la red, con tiendas orientadas a una compra diaria cómoda y rápida, que se diferencian gracias a su amplia oferta de productos frescos y locales a precios competitivos, el servicio personalizado y la dotación de parking. 

A mayores y en línea con su apuesta por las franquicias, el grupo acaba de presentar el formato Eroski Rapid como principal novedad de este tipo de negocio para su próximo plan estratégico y para el que se encuentra ya en proceso de selección de franquiciados: “Hablamos de un modelo comercial altamente competitivo, con pequeñas tiendas en áreas muy urbanas y zonas turísticas con alta densidad de población, que se caracterizará por un amplio horario comercial, con apertura los 365 días del año con una amplitud horaria de 08:00 a 23:00”, apuntan sobre una apuesta que trabajará con dos formatos diferenciados: el de tienda urbana en las principales ciudades y el de gasolineras tanto pertenecientes a grandes petroleras como independientes que se adapten a su modelo. Una apuesta que se ha concretado ya en la primera tienda piloto del grupo en Galicia, ubicada en Vilanova de Arousa, y que ahora quieren extender:“Buscamos gasolineras urbanas o periurbanas y seremos selectivos para asegurar volúmenes de ventas mínimos que permitan la rotación del producto y la imagen comercial de la tienda”, se despiden.