Tras más de una década al frente de la Autoridad Portuaria, José Benito Suárez Costa analiza los retos que deja para el Puerto de Marín y señala a la apuesta por la sostenibilidad, el compromiso con la mejora continua de las instalaciones y el objetivo de atraer nuevos tráficos como principales líneas maestras de actuación en el corto y medio plazo.

-¿Cómo ve el puerto su futuro a corto plazo en el actual contexto sanitario y económico?

-Es indudable que estamos en un contexto muy complicado; seguramente, la situación más extraordinaria que hemos vivido en varias generaciones, pero confío mucho en la capacidad de adaptación que tenemos en el Puerto de Marín y que ya quedó patente durante el confinamiento de marzo. Tanto la Autoridad Portuaria como las empresas del puerto trabajaron para garantizar la continuidad de la cadena logística de mercancías que abastece a los consumidores y a los mercados del entorno.

Ahora, estamos viendo los efectos de esta profunda crisis que no es solo sanitaria, sino también social y económica, en un descenso de mercancías que está afectando de manera global a todo el sistema portuario, aunque creo que el Puerto de Marín está resistiendo de manera muy razonable en este contexto tan convulso.

- Los profesionales de la actividad portuaria siguieron trabajando durante la pandemia, considerados entre los "esenciales" para continuar proveyendo de todo lo necesario a los ciudadanos, ¿cómo se vivió?, ¿cree que la pandemia ha puesto aún más de relevancia el puerto?

-Como le decía, el puerto y sus empresas no pararon en ningún momento. Hubo que reaccionar rápido y adaptarse a la nueva situación, pero siendo muy conscientes de que la cadena logística de mercancías no podía sufrir cortes porque eso afectaba directamente al abastecimiento de los mercados. Estoy muy orgulloso de cómo se ha trabajado en este puerto durante los meses más duros del confinamiento y de cómo lo seguimos haciendo ahora en una situación, por desgracia, de todos conocida y que sanitariamente sigue siendo tremendamente delicada.

-¿Los principales retos para el futuro?

- En cuanto a infraestructuras, estamos con el proyecto de ampliación del Nuevo Muelle Comercial, que nos va a dar opciones de un nuevo atraque para mercancía general, mejorando calados, y que nos va a permitir realizar la operativa simultánea de dos mercantes en una misma línea de muelle. También es un muelle que podría responder a la demanda de escalas puntuales para cruceros de lujo, como alguna vez hemos recibido. Por otra parte, el principal reto para este puerto ahora mismo es mantener los tráficos actuales, pero también atraer nuevos tráficos al entorno. En eso estamos trabajando duro junto a las empresas y espero que pronto podamos tener buenas noticias en esta línea. Sabemos de las fortalezas del Puerto de Marín en cuanto a instalaciones especializadas, atención personalizada a cada tráfico y cliente y capacidad para realizar operativas complejas con altos niveles de calidad, seguridad, agilidad y eficiencia y eso es algo que los propietarios de la mercancía valoran mucho a la hora de decidirse por un puerto.

-¿El papel de las TIC y la digitalización en este sentido?, ¿cómo encaja en todo esto la nueva web

- Ahora mismo, el Puerto está inmerso en varios proyectos relacionados con las nuevas tecnologías y con la digitalización de servicios y trámites para los usuarios y clientes. En este sentido, también se acaba de renovar todo el circuito cerrado de seguridad mediante imágenes que supone una mejora tecnológica muy importante. Con respecto a la nueva web, pretendemos crear un canal más visual y accesible para todos los usuarios.

-El compromiso con la sostenibilidad es otra de las grandes señas de identidad del puerto, ¿qué acciones están previstas en esta línea para el curso 2020-2021?

-El Puerto de Marín lleva muchos años acometiendo proyectos medioambientales, muchos de ellos pioneros en el ámbito portuario estatal y nuestro objetivo es seguir trabajando en esa línea porque consideramos la sostenibilidad como uno de los principios básicos de todas las actuaciones en el Puerto. En este sentido, contamos con una comunidad portuaria muy comprometida y eso nos ha permitido llevar a cabo y mantener en el tiempo acciones como la separación, recogida selectiva y reutilización de cada vez más tipos de desechos o la retirada de basura del mar con la colaboración indispensable de la flota pesquera. En esta línea vamos a seguir trabajando porque de lo que se trata no es de participar en acciones aisladas, sino de incorporar las buenas prácticas medioambientales al trabajo diario e integrarlas en la cultura colectiva de la comunidad portuaria.