11 de noviembre de 2019
11.11.2019
CONTENIDO PATROCINADO

Residencia geriátrica Serge Bellavista, "como en casa"

El centro de Nigrán refuerza su apuesta por el trato familiar y personalizado y estrena una nueva unidad con la última tecnología en enfermería

11.11.2019 | 15:32
Residentes de Serge Bellavista realizan tareas en su huerto gerontológico.

"Las personas necesitamos fijarnos metas y objetivos como fuente de motivación para hacer frente al día a día con ilusión y empuje. Cuando empiezan a decidir por nosotros, caemos en la rutina y esas ganas de levantarnos por las mañanas desaparecen. Esto es así a todas las edades y no cambia cuando nos hacemos mayores. Nuestros residentes tienen ilusión porque pueden decidir qué es lo que quieren hacer".  Explica así Oscar Neira, director de la residencia geriátrica Serge Bellavista, el por qué de la mayor seña de distinción de sus centros de Nigrán y Lugo: "Huimos del por su bien" y es que, en efecto: "Nuestros mayores no son niños y por lo tanto no deben de ser tratados como tal". 


"A veces, cuando se hace un ingreso, familiares o acompañantes responden por el residente aún cuando él es perfectamente capaz de hacerlo por sí mismo. Esto es un paradigma que tenemos que cambiar", ejemplifica Neira para pasar a subrayar la importancia de que sean los propios protagonistas los que elijan las actividades en las que quieren participar: "Hay personas que sienten que ciertas acciones no tienen sentido e imponérselas resulta contraproducente, pueden llegar incluso a sentirse ridiculizados", resalta el experto sobre lo fundamental de programar ejercicios o talleres que sean significativos para ellos: "No podemos diseñar una actividad desde el punto de vista exclusivamente terapéutico", apunta en el mismo sentido. 


El modelo ACIP, la persona en el centro del proceso 


El  director de la residencia ilustra sus palabras con el taller de calceta o el huerto de los que disfrutan los residentes de Serge Bellavista, con procesos que consiguen que los participantes se sientan realizados, útiles; que se impliquen: "Discuten sobre qué legumbres son las mejores para plantar, planean la siguente cosecha...", relata Neira con detalle sobre el llamado modelo de Atención Integral Centrada en la Persona (ACIP), ampliamente implantado en los países nórdicos y que pone en valor a la persona como receptora del servicio frente al propio servicio recibido, en el que el Serge Bellavista basa su modelo asistencial.  


"Los residentes son personas que han tenido una vida anterior a su llegada al centro residencial y por ello es importante su historia de vida (a qué se dedicaron, cuáles son sus preocupaciones, aficiones...). Debemos de tenerla en cuenta a lo largo de todo el proceso", dice Neira, que habla también del 'Housing', una variable del ACIP en cuyo marco se facilita que los mayores lleven consigo parte de su mobiliario propio a la residencia: "Personalizan su habitación y hace que muchos la llamen 'casa',favorece el proceso de integración tras un paso vital que al final es difícil". 


Así es: gracias a su pequeño volumen, con 66 plazas, el centro geriátrico Serge Bellavista se diferencia por ofrecer un trato muy estrecho, familiar, en el que tanto la dirección como los trabajadores están familiarizados con los nombres, gustos y patologías de los residentes y familias: "Se hacen bromas, si se les ve tristes algún día, nos preocupamos de por qué, etc. Todo lo que ayude a evitar el ambiente hospitalario. Aquí no hay pacientes de la 202, aquí hay Rosa, Paco, etc."


Nueva unidad de enfermería, para la tranquilidad de todos 


A toda esta filosofía de trabajo, acaba de sumarse una nueva unidad especializada de enfermería, que el centro ha actualizado con cuatro camas de última generación para un mayor confort y tranquilidad de residentes y familias. Con ellas quieren mejorar los cuidados de las personas que vienen de ingresos hospitalarios, facilitar el control de la salud de todos los residentes y también los cuidados paliativos en el tramo final de la vida: "Queremos que, en el momento final, no tenga que trasladarse a un entorno distinto al que conocen como el hospitalario, que puedan pasar esta última etapa en la que ya ha sido su casa", apunta Neira. 


La Residencia Serge Bellavista es un centro especializado en la atención a los mayores que destaca por sus excelentes servicios, su calidad técnica, el trato personalizado y el confort de su emplazamiento. Se encuentra en un entorno natural de Nigrán, a 10 minutos de Vigo, en una soleada parcela de más de 3.000m2.

Www.serge.es/bellavista/

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook