12 de julio de 2019
12.07.2019
Contenido Patrocinado

El Parque Arqueológico de Arte Rupestre suma actividades y se convierte en visita obligada para la familia este verano

El centro de Campo Lameiro ha desarrollado un programa de actividades para este verano con propuestas para todos los públicos

12.07.2019 | 09:15
El Parque Arqueológico de Arte Rupestre suma actividades y se convierte en visita obligada para la familia este verano

Los petroglifos todavía mantienen un velo de misterio. El significado de sus figuras se nos escapa y exige mucho estudio e imaginación, por eso cada generación reescribe sus claves quizás sin poder determinar definitivamente el mensaje que trasladan. Estamos en la edad de bronce y existe la necesidad de expresar, son artes de caza, o su magia, probablemente supersticiones para promover la suerte en la procura de alimento o la fecundidad. Pasaron 4.000 años desde que en la Edad de Bronce se grabaron estos mensajes sin palabras y en Galicia tenemos la suerte de recibir este legado trascendental para el estudio de la prehistoria.

De todos los yacimientos del mundo los de Galicia están entre los más valorados. Y de ellos el mejor conservado, el más rico, está en el área de Cotobade, Ponte Caldelas y Campo Lameiro en el corazón de la provincia de Pontevedra. No hay mejor lugar para verlos y disfrutarlos que el Parque Arquelólogico de Arte Rupestre (PAAR) de Campo Lameiro, un centro de referencia por la calidad de sus piezas y por el museo que las acoge. De hecho, es el lugar donde podemos ver a Laxe dos Carballos, el ciervo más famosos de la Edad de Bronce, una pieza con un valor incalculable comparable con los bisontes de la Cueva de Altamira, por ejemplo.

Por otra parte, y al margen del valor cultural de los grabados en granito, el parque ofrece un entorno de gran valor paisajístico. A diferencia de otras piezas en entornos más cercanos a poblaciones, las de Campo Lameiro han conseguido mantener un muy buen estado de conservación, y hoy los podemos disfrutar en el marco de un paisaje natural que termina de convertir el PAAR en un lugar ideal para intentar recrear la vida de nuestros milenarios antepasados.
Para ello, el Parque Arqueológico de Campo Lameiro cuenta con un centro de interpretación muy bien preparado, con maquetas a tamaño natural, la reproducción de un poblado y salas de exposiciones con proyecciones de documentales muy esclarecedores.


Verano arqueológico

En este marco, y a iniciativa de la nueva dirección del centro y con el apoyo del Concello de Campo Lameiro, el centro ha desarrollado un programa de actividades para este verano con propuestas muy significativas. Destaca en el cartel un concierto del reconocido gaitero Carlos Núñez el domingo 14 de julio a las 19 horas. El espectáculo tiene un aforo limitado a 200 personas y las entradas están a la venta por 23,60 euros en el propio PAAR y en www.ataquilla.com. Carlos Núñez promete fusionar música con el lenguaje de los petroglifos en una misma melodía, y el espectáculo se completa con una charla previa gratuita en la que el músico puede explicar este propuesta junto a Manuel Santos Estévez quien hablará sobre la huella actual del Rock Art en la literatura y el folclore.

Con el objeto de atraer a las familias a este singular período de nuestra prehistoria también desarrollaron otras iniciativas. Por ejemplo, durante el verano habrá talleres para los pequeños por las mañanas de martes a domingo, actividad que se suma a las vistas guiadas que se realizan tres veces cada día. A mayores, hay una serie de alternativas curiosas como las visitas nocturnas de los viernes y los atardeceres de paisaje y naturaleza que se organizan los sábados de julio y agosto. Por otra parte, entre los días 15 de julio y 15 de agosto estará abierto el primer concurso fotográfico Enfoques Rupestres que organiza el PAAR.
Por último, hay que destacar otra iniciativa conjunta entre el Parque Arqueológico de Arte Rupestre y el Concello de Campo Lameiro que proponen una visita integral a la zona con una nueva ruta de senderismo y la visita al centro. Así promocionan conjuntamente el valor paisajístico, cultural y turístico de la localidad. Se trata del Sendeiro do Río Maneses, ya homologado y señalizado, con una longitud de unos 8 kilómetros y dificultad media. La senda une dos de los espacios más singulares del municipio, el mismo PAAR y el área recreativa del río Lodeiro y su playa fluvial. Sin duda una opción interesante para una jornada completa para conocer un rincón realmente sorprendente y muy interesante de nuestra provincia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook