01 de febrero de 2019
01.02.2019
CONTENIDO PATROCINADO

BrunSantervás consolida Marqués de Valladares en Vigo como la calle de las Bodas

Muchas empresas del sector nupcial están abriendo sus locales en esa zona de la ciudad. En la misma calle se puede encontrar el vestido de la novia, el traje del novio, la luna de miel y la fotografía de la boda

01.02.2019 | 09:49
Amamos las Bodas

Galicia se ha posicionado como la quinta comunidad de España en número de matrimonios, y Pontevedra es la provincia donde más oferta de servicios hay, según afirman algunos portales especializados. Hoy día las parejas gallegas buscan escapar de lo tradicional tanto en los espacios como en los menús y en la moda; buscan la personalización y la originalidad. Debido a esta nueva tendencia, las empresas del sector de las Bodas se están trasladando a la ciudad para estar cerca de su público.

En el caso de las parejas viguesas, buscan contar con auténticos profesionales del sector, que los respalden y que les ayuden en su día como BrunSantervás. Una empresa de fotografía que cuenta con su propio estilo. Sus fundadores y directores, Ana Santervás y Borja Brun, nos lo cuentan.

¿Cuándo y por qué comenzasteis a fotografiar bodas? Contadnos la historia de cómo fueron vuestros inicios en el sector de la fotografía de bodas.

Quizás ver los ojos enjugados en lágrimas de una abuela viendo cómo se casaba su nieto haya sido uno de los detonantes de nuestro amor por la fotografía nupcial. La necesidad de capturar su cara en ese momento, para siempre, y que los hijos de sus hijos la puedan recordar es una obligación y gran responsabilidad para nosotros.

Todo empezó en el año 1998, desde entonces nos hemos dedicado en cuerpo y alma a capturar las emociones a través de nuestros objetivos. Es un trabajo muy agradecido, que nos apasiona y que nos aporta mucho a cada uno de nosotros. Siempre estamos de aquí para allá, conociendo gente nueva cada fin de semana. Esas personas esperan que el día que tienen por delante sea divertido y emocionante, y poder ser partícipes de esa felicidad hace que siempre tengamos ganas de mejorar y hacer que nuestro resultado siempre vaya un paso más adelante. Nos resulta muy cómodo estar en las bodas, nos "fusionamos" a la perfección con las personas y eso hace que por su parte también estén mucho más relajados y todo resulta muy natural. Si te gusta lo que haces, el que tienes enfrente también lo nota, disfruta, se divierte y todo resulta más sencillo.


¿Trabajáis con alguna técnica o estilo específico?

Nuestro trabajo se caracteriza por no tener un único estilo, sino por adaptarse a cada momento de la boda utilizando nuestros 3 estilos de fotografía. Partimos de que una boda tiene momentos muy diferentes, por lo tanto, cada situación requiere de un estilo concreto que retrate con la mayor veracidad posible lo que está pasando.

El "estilo formal", con fotos más clásicas para un público más mayor que siempre quiere tener un recuerdo de esa felicidad de una forma más formal; el "estilo BrunSantervás" que está más enfocado hacia los amigos y la gente joven, momentos divertidos y alocados; y el "fotoperiodismo", que son fotografías naturales y reales que capturan la emoción de un momento concreto. Cada uno de estos tres estilos es diferente al otro, todos con el mismo objetivo que es capturar los sentimientos del momento pero adaptados a cada situación para hacer un trabajo natural y real.


Además, también son muy diferentes las personas que acuden a la boda, no tenemos que olvidarnos que, los novios, han seleccionado a esas personas para que estén en el día más importante de su vida, para que los acompañen y lo compartan con ellos y poder recordarlo siempre, incluso el día que alguna de esas personas falte. Por eso creemos que todo ese conjunto de personas y situaciones tienen que ser recogidas en nuestro trabajo adaptándonos al estilo que le corresponde. ¿Cuántos sentimientos se pueden vivir en una boda? Emoción, felicidad, diversión... nosotros queremos recogerlos todos, siempre de la forma más fiel posible.


¿Cuál es el gran desafío a la hora de fotografiar el amor?

Aunque siguen existiendo desafíos, la experiencia nos ayuda a adelantarnos a cualquier situación que pueda surgir en una boda. Son momentos fugaces que son difíciles de capturar y a la vez muy importantes. Una simple mirada, una carcajada. son segundos, pero segundos muy valiosos que no pueden desperdiciarse. Esos momentos tan especiales y efímeros son los que hacen que una boda sea como es, que al ver las fotografías puedan volver a vivir ese momento tal cual ocurrió, que ese recuerdo sea algo más que una fotografía, que les haga sentir. Las fotografías será lo que te quede después de tu boda para recordarla con todo detalle, los detalles se pueden olvidar, pero con un reportaje gráfico de ese día puedes incluso volver a revivirla. De ahí la importancia de saber adelantarse a cualquier situación, algo que se consigue con mucho trabajo y dejando que esos sentimientos te embarguen un poquito para estar siempre alerta.

¿Cuándo consideráis que habéis realizado un excelente resultado/trabajo? ¿Cuál es la meta?

Cuando entregas un trabajo y se emocionan, se ríen, vuelven a vivir ese día... en ese momento, sabes que tu misión está cumplida. Plasmar la felicidad en un trabajo y ser capaz de inmortalizarla para siempre no te puede hacer sentir más orgulloso.

Los novios que contratan a BrunSantervás para que hagamos su boda lo hacen por nuestro carácter y nuestra forma de trabajar, tan diferente y tan volcada con ellos. Todos vienen con la misma petición, quieren salirse de los posados aburridos, no quieren perder tiempo de diversión y quieren disfrutar con los suyos. Nosotros aportamos eso que nos piden, es su boda, y deben disfrutarla como el día que es, un día irrepetible para pasarlo bien con sus allegados y exprimir al máximo la felicidad. Nosotros los acompañamos en esa diversión, haciendo fotos mientras disfrutan y haciendo que disfruten mientras hacemos fotos.

¿Cuál es vuestra mayor fuente de inspiración al fotografiar una boda?

Sin lugar a dudas, las personas. Todas diferentes. Gestos distintos. Respuestas únicas. Y la luz o la sombra que los envuelven.  Tenemos en cuenta que los novios ponen en manos de nuestra empresa el retratar el día de su boda de la forma más fiel posible, somos sus ojos para el futuro. Cada mirada, cada gesto, cada sonrisa, cada lágrima, todo inspira para una fotografía. BrunSantervás conoce la responsabilidad que tenemos para con ellos, nuestro trabajo será lo único que les quedará para recordar su boda y para recordar a las personas que les acompañaron en ese día tan importante.


¿Cómo soléis establecer relación con los novios?

Nuestra naturalidad y la forma en la que nos enfrentamos a las bodas es muy positiva para que el resultado sea perfecto. Es muy importante para nosotros crear esa cercanía desde el primer momento, así todo resulta más fácil. Hasta podríamos decir que no se nos da nada mal cuando los propios novios e invitados nos dicen que parecemos de la familia. Nuestra forma de trabajar es muy abierta, nuestro carácter ayuda mucho a crear un vínculo muy cercano con quienes nos rodean. Nos preocupamos mucho de todos los detalles, antes de la boda incluso nos reunimos con los novios para saber los nombres de las personas más importantes para ellos: padres, hermanos, abuelos, sobrinos...

Llegar a casa de los novios y llamar a cada uno por su nombre les resulta muy sorprendente pero también muy halagador, son conscientes de que nuestra labor va mucho más allá de ser los fotógrafos de la boda. Se sienten cómodos y la sensación de cercanía es absoluta. Siempre tienen muchas preguntas en ese momento y a nosotros nos encanta poder estar ahí para ayudar en los que necesiten.


Para inspirar a las lectoras, si pudierais escoger una ceremonia perfecta para fotografiar, ¿cómo sería?

Una boda donde todos se comportasen de manera natural. Sin que la pareja esté atenta a que todo salga bien, que se dejen llevar. Su trabajo acabó cuando empezó el día de la boda. Han contratado a aquellos profesionales que les han gustado así que lo mejor es dejar en sus manos ese día. Que la pareja se bese, se mire, se acaricie y sobre todo que se sienta feliz. Todo esto queda en cámara, y para nosotros esa es la ceremonia perfecta.

Si te fueras a casar y estuvieras contratando a un fotógrafo, ¿qué tipo de preguntas le harías? ¿Qué buscarías?

Lo primero de todo, buscaría que me permitiese disfrutar de mi boda, algo obvio pero que no todos los fotógrafos comparten. Que consiga mostrarme el día de mi boda tal cual ha ocurrido, que sea mis ojos y mi corazón ese día. Que me muestre todo, las risas, las lágrimas, la diversión. Que capte cada momento y cada sentimiento sin artificios.

Que vea sus fotografías y las sienta. Nosotros hemos tenido novios en el estudio llorando y riendo con fotos que nada tenían que ver con ellos. Cuando encuentras al profesional que buscas lo sabes, dices "Esto es lo que yo busco". Entonces no le des más vueltas, ¡¡ya lo tienes, es tuyo!!


¿Qué os diferencia del resto?

Decimos que nuestra empresa BrunSantervás es diferente porque tenemos nuestra navaja suiza, esos 3 estilos de fotografía en la misma boda, pero también la seguridad de que tus recuerdos estarán siempre a salvo, y la garantía de que tendrás independientemente de las circunstancias, un amplio equipo de personas siempre disponibles para el día de tu boda.

Por lo general, los invitados están muy abandonados el día de la boda y para nosotros son una fuente de creatividad. Los hacemos participar en las fotografías y en las situaciones que vamos generando, de ahí que hayamos diseñado un estilo propio, el estilo BrunSantervás de fotografía divertida.

No sabemos hacerlo de otra forma, nos sentimos cercanos, les ayudamos, les entendemos, les escuchamos e intentamos hacer que su día sea lo más relajado y divertido posible. Nos involucramos mucho en todas las bodas, y no sólo porque nos pidan hacerle el nudo de la corbata al novio porque nadie sabe y recurren a nosotros. Nos involucramos para que disfruten de su día. Es muy emocionante poder participar de forma tan directa y cercana en el día más importante de sus vidas. Si nuestras cámaras hablaran... contarían cuantas lágrimas hemos derramado de la emoción y nos hemos ocultado tras el objetivo.

¿Por qué los "extras" son tan importantes para vosotros?

A diferencia de la fotografía y el vídeo de boda, que los invitados tienen que esperar a poder ver el trabajo, los extras son todos aquellos servicios de los que los invitados pueden disfrutar el propio día de la boda. Todos los años buscamos qué nuevo elemento añadir a los extras de boda de BrunSantervás.


Como gran novedad este año presentamos en VigoBodas nuestro servicio de Vídeo Virtual Inmersivo 360. Somos pioneros en Galicia en ofrecer este servicio de grabación en Realidad Virtual. Nos lo hemos planteado como el vídeo del futuro en el que, gracias a unas gafas, se puede revivir absolutamente toda la boda desde dentro. Pero no hemos creado este producto para los novios, lo hemos creado para los futuros hijos de la pareja, para que puedan conocer en primera persona quienes eran sus abuelos, cómo se movían o cómo hablaban. Para volver a vivirlo. Y además incluimos siempre unas gafas de realidad virtual, completamente autónomas, para que simplemente tengas que ponerlas y disfrutar.


¿Qué importancia tiene para vosotros los plazos de entrega?

Algo que toda pareja se merece es recibir su vídeo y fotos de boda lo antes posible. Por ello nuestro plazo de entrega es de 2 meses máximo. Es un proceso complicado pero que gracias a una buena organización en la empresa, lo logramos.

¿Algún consejo para los novios que desean conseguir las fotografías perfectas del día de su boda?

Nuestro consejo en este sentido es que se lo pasen bien, que disfruten de su día y que no se preocupen por nada. Hay cosas que no se pueden controlar, está en ellos convertir cualquier imprevisto en anécdota. Han dedicado mucho tiempo a organizar su boda, tienen que disfrutarla, han seleccionado a los mejores profesionales y eso les garantiza que cada uno sabemos lo que tenemos que hacer. Si la pareja disfruta de su día, el resultado se verá reflejado en las fotografías de su Boda.

Y para terminar ¿Algo que quieras decir?

Sí, algo muy importante: Amamos las Bodas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook