05 de octubre de 2018
05.10.2018
CONTENIDO PATROCINADO
SALUD

Técnicas de implantes permiten recuperar la dentadura a todos los pacientes

El sistema "All on 4" facilita la reposición de todas las piezas en un día » La técnica zigomática proporciona dientes fijos a personas con pérdida de hueso

05.10.2018 | 10:36

Los últimos avances en implantología permiten recuperar la dentadura fija a pacientes hasta ahora abocados a llevar prótesis removibles. Las nuevas técnicas suponen, además, mayor comodidad y rapidez en el proceso de fijar las nuevas piezas. El sistema "All on 4", consistente en implantes de carga inmediata, facilita la reposición de la dentadura entera en sólo un día, mientras que los implantes zigomáticos ofrecen la posibilidad de tener piezas fijas a aquellas personas afectadas por la pérdida de hueso maxilar sin tener que recurrir a injertos óseos.

La técnica "All on 4" consiste en reponer en el mismo día todos los dientes superiores e inferiores mediante cuatro implantes: dos rectos en la parte anterior y dos de forma inclinada en la posterior. Esta disposición de los implantes permite rehabilitar toda la arcada dental y posibilita la extracción de todos los dientes enfermos (por piorrea, caries, infecciones, etc.) y la colocación de los dientes fijos en el mismo día, sin necesidad de tener que esperar varios meses. "Normalmente por la mañana limpiamos todos lo necesario; quitamos raíces, extraemos quistes, limpiamos el hueso afectado por periodontitis; y por la tarde se coloca la nueva dentadura fija", explica la odontólogo e implantóloga Adriana Feijóo, con clínica en Vigo.


En un primer momento, el paciente lleva una dentadura provisional ya que es necesario un período de tres a cuatro meses para que el hueso se forme alrededor de los implantes. Pasado ese tiempo, se le coloca la dentadura definitiva. "Realizamos estudios previos tanto para tomar medidas como para analizar detalles faciales, se le pregunta al paciente cuáles son sus expectativas (todos quieren piezas blancas, sobre todo si las tienen amarillas), y se hacen numerosas pruebas para garantizar que la dentadura definitiva quede perfecta", comenta esta especialista. Este proceso también se realiza en el caso de los implantes zigomáticos, que se colocan el hueso zigoma (a la altura del pómulo).

Esta técnica está indicada para pacientes que han perdido el hueso maxilar y es una alternativa más rápida, cómoda y eficaz a los injertos óseos.
Los implantes zigomáticos sólo son válidos para la dentadura superior y su colocación no requiere anestesia general, sólo sedación intravenosa. Para realizar injertos es necesario trasladar hueso de otras zonas del cuerpo, dejar madurar unos seis meses y esperar a que el proceso sea exitoso (el porcentaje de fracaso alcanza el 30 por ciento de los casos).


Cirugía guíada por ordenador

La cirugía guiada por ordenador aplicada al campo de los implantes dentales permite colocar de manera virtual los implantes en el ordenador. Para ello, el paciente se realiza un estudio radiográfico mediante un escáner oral, que permite obtener una imagen en tres dimensiones del maxilar. Al introducir los datos del estudio en el ordenador, y gracias a los programas informáticos de navegación, se generan reconstrucciones de dos y tres dimensiones de la boca del paciente. En ese momento, se puede simular la operación, que permite colocar los implantes en la posición óptima para conseguir una estética y función perfectas.

Este avance se complementa con la fabricación de plantillas quirúrgicas que reproducen con total exactitud la posición de los implantes simulados en el ordenador. Estas plantillas sirven de guía para perforar la encía sin tener que abrirla, al tener una serie de orificios situados en la posición exacta donde hay que colocar los implantes que sólo permiten perforar hasta la profundidad preestablecida. Esto conlleva una cirugía mínimamente invasiva, sin tener que levantar la encía ni dar puntos.

La planificación previa y gran exactitud de los TAC actuales y los programas de simulación permite localizar y evitar estructuras anatómicas importantes como el seno maxilar o el nervio dentario inferior, con lo cual el riesgo de dañarlos es mínimo. Además, permite optimizar el hueso disponible, evitando así el recurrir al uso de injertos o técnicas más complejas.


MÁS INFORMACIÓN

CENTRO DENTAL TITANIUM
García Barbón, 114, bajo 36201 Vigo
Teléfono 986 114 288
www.dentaltitanium.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook