22 de abril de 2019
22.04.2019

Caballero augura un "retroceso histórico" del PP pero anima a evitar confiarse

El líder socialista arropa a Iglesias, candidato de A Illa, uno de los grandes bastiones del PSOE en la provincia -Carmela Silva: "No podemos permitir que España involucione"

22.04.2019 | 03:16
Gonzalo Caballero y Carmela Silva, ayer, durante el mitin socialista celebrado en A Illa de Arousa. // I. Abella

Bastión socialista incluso en los años en los que el mapa de la comarca se tiznaba completamente de azul, el líder del PSdeG-PSOE Gonzalo Caballero se dio ayer un baño de socialismo durante el acto de presentación de la candidatura de Carlos Iglesias a la Alcaldía. Fue una jornada para alertar de la necesidad del voto para evitar que "Casado pueda hacer vicepresidente del Gobierno a Abascal", pero también fue un acto cargado de emotividad, con el homenaje a Ramón Otero Dios "Cacharía", un vecino de A Illa que cumplirá el siglo de vida en las próximas semanas, cien años en los que ha estado ligado al PSOE prácticamente en todos ellos.

Caballero hizo alusión a las encuestas, unas encuestas que le auguran buenos resultados a los socialistas en los comicios del próximo día 28 de abril, pero "nosotros no queremos ganar las encuestas, queremos ganar las elecciones", por eso alertó de que todos los votos son fundamentales: "Por un voto se decide si Pedro Sánchez sigue siendo presidente o si Pablo Casado acaba haciendo vicepresidente del gobierno a Santiago Abascal; no puede faltar ni un solo voto de los que queremos frenar a la derecha y a la ultraderecha".

El ejemplo andaluz está todavía muy presente para el socialista, un ejemplo en el que "muchos confiaron en las encuestas y se llevaron un golpe cuando se abrieron las urnas que ya no tiene solución; después no sirve de nada lamentarse, por eso es necesaria la movilización masiva para dar un triunfo histórico al Partido Socialista".

Caballero también espera que se cumplan las expectativas que apuntan a que el PSOE puede convertirse en la formación más votada en la provincia de Pontevedra, una circunstancia que "supondría un retroceso histórico para el Partido Popular, la antesala para una victoria en las municipales del próximo mes de mayo y para poner fin al ciclo político de Feijóo, un escapista de sus responsabilidades, en las siguientes elecciones autonómicas".

Junto a Cabellero también estuvieron en A Illa el exalcalde socialista y vicesecretario provincial de la formación Manuel Vázquez; el secretario provincial, David Regades; y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva. Esta última centró su discurso en el papel de las mujeres, el 52% de la población, un colectivo que "nos jugamos mucho el día 28, porque hay partidos que no creen en nosotros". Silva también contrapuso las formas de hacer política del PP y del PSOE en las administraciones. La propia Silva destacó que con, en la Diputación "Louzán, todos los recursos se iban para Vilanova y nada para A Illa, pero estos cuatro años, el PSOE ha trabajado con justicia, y además de invertir en este Concello, hemos seguido haciéndolo en Vilanova, a pesar de que su alcalde, como político, me da auténtica vergüenza", en alusión al ataque machista que Gonzalo Durán vertió contra ella hace unos meses, palabras en las que la acusó de ser la "chacha para todo del anciano Caballero". Esas alusiones a Durán le sirvieron para pedir el voto a Sánchez en las próximas elecciones, "para evitar que España involucione".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook