Dar la paga o los niños, ¿sí o no? Este tema suele suscitar muchas controversias. Hay madres y padres que tienen clarísimo que no, que aún son pequeños. Otros, en cambio, piensan que a manejar el dinero se enseña en casa, y qué mejor que aprender a temprana edad.

Aunque todas las opciones son igualmente respetables, cada vez más educadores advierten que dar la paga a los hijos puede ser un acto muy educativo.

"Para mí, es muy importante comenzar a enseñarles el valor del dinero desde pequeños. Los niños deben conocer cómo se ahorra en casa, cómo gastamos el dinero o cómo distinguimos un gasto imprescindible de otro que no lo es. La educación financiera se enseña en casa, y la paga es una herramienta esencial", dice Amalia Guerrero, licenciada en Administración y Dirección de Empresa, autora del blog www.finanzascasa.com y de los libros 'En casa, las cuentas claras', 'Finanzas y niños' y 'Cuentos y juegos para entender el dinero'.

Ventajas de dar la paga a los hijos

Como decíamos, dar la paga puede ser un acto muy educativo si lo hacemos de la forma correcta y, por tanto, puede acarrear múltiples ventajas para nosotros, pero sobre todo para nuestros hijos a largo plazo:

La paga enseña a tu hijo a ser más responsable

Cuando nuestros hijos sean adolescentes, adultos, querremos que sean personas responsables, no solo con su dinero, sino en cualquier ámbito de la vida. Y la responsabilidad se aprende ejerciéndola. Nadie aprende a ser responsable si no le van dando poco a poco responsabilidades. Por tanto, parece lógico pensar que si queremos que nuestros hijos, de mayores, se sepan responsabilizar de sus gastos, ahorros...la paga puede ser una muy buena forma de empezar.

La paga impide que tus hijos te pidan continuamente

¿Cuantas veces no has ido al supermercado con tu hijo y no ha parado de pedirte cosas? Que si quiero ese camión, que si quiero esa chuche, y ahora esta otra.... Una buena forma de no estar todo el rato diciendo 'no' o pensando si debes o no ceder a sus peticiones es diciéndole: "Cariño, tienes 3 euros de tu paga, si te los quieres gastar en esas chuches, estupendo, pero ya no tendrás nada para el fin de semana, y sabes que siempre quieres comprarte unos cromos el sábado. Tú decides". Pronto, tu hijo dejará de pedir continuamente, y lo hará solo para conseguir aquello que quiere realmente.

La paga enseña a nuestros hijos a valorar el dinero y a responsabilizarse

La paga les enseña el valor del dinero y a ahorrar

Si cada vez que nuestros hijos nos piden algo se lo compramos con nuestro dinero, no aprenderán a valorar lo que cuesta ganarlo. En cambio, si tienen una paga de la que tener que coger dinero para pagar ciertas cosas, aprenderán que conseguir juntar dinero suficiente lleva tiempo y, por tanto, deberán escoger bien en qué gastarlo. Además, "si encima, les enseñas a que nada más recibir su paga, guarden una parte, les estarás inculcando el preahorro", nos dice Amalia.

 La paga les ayuda a aprender de sus errores

Si una semana se lo gastan todo en un día, tendrán que esperar a la siguiente semana. Igualmente si se gastan todo en chuches y no ahorran, no podrán quizás reunir el importe para ese juguete que quieren. Y Amalia nos recuerda que "si nuestro hijo se ha gastado todo en un día y no puede comprar chuches o salir con los amigos porque no tiene dinero, tendrá que esperar a la próxima semana. Aunque te cueste, debes hacerlo".

" No les des a tus hijos solo dinero, dales la formación necesaria para ser libres financieramente".

Amalia Guerrero - Autora del blog 'Finanzas en casa'

La paga les enseña a aplazar la recompensa

Si tu hijo quiere comprarse una bici nueva, tendrá que ahorrar durante algún tiempo para conseguir el total o una parte del importe (podemos ayudarles nosotros aportando una parte). Por tanto, se acostumbrarán a que no todo se consigue de forma inmediata, sino que hay cosas que requieren tiempo y esfuerzo.

Cómo dar la paga a los hijos

"Lo ideal es empezar dándole la paga de forma semanal", nos dice Amalia. "De esta forma, les será más fácil administrarla que si se la damos mensualmente". Y, a medida que vayan creciendo, podemos ir ampliando la frecuencia a 15 días y luego cada mes. Así aprenderán a administrar el dinero de la forma en la que lo administramos los adultos.

A qué edad le doy la paga a mi hijo

Esto dependerá de la madurez de cada niño, pero por norma general, podemos empezar a dar la paga cuando se den dos situaciones:

  1. Tu hijo ya sepa sumar y restar. De esta forma, sabrá cuánto dinero tiene.
  2. Tu hijo se haya dado cuenta de la necesidad de dinero, es decir, cuando empiece a pedir cosas, como juguetes en el súper o chuches.

Cuánto dinero le doy de paga

Este es un tema que debe elegir cada familia, pero dependerá de varias cosas:

  • La edad de nuestros hijos. Cuando son pequeños, la paga debe ser algo simbólico. A medida que van haciéndose mayores sus necesidades son otras. Por ejemplo, a partir de los 12 años ya empiezan a salir con sus amigos, y tienen más gastos.
  • Los gastos que debe asumir tu hijo con su paga. No es lo mismo un niño que solo la utilice para chuches, que otro que también la invierta en pagarse las clases de tenis.

La paga no es un premio ni un castigo

Una cosa que hay que tener clara es que la paga no debe utilizarse como premio o castigo. Por ejemplo, si cada vez que tu hijo hace su cama le das un euro, aprenderá a hacer las cosas a cambio de dinero, y cuando no haya recompensa, no las hará. Además, "no se le da la paga a cambio de realizar tareas en el hogar, sino que sois una familia y cada uno colabora realizando sus tareas", nos recuerda Amalia.

Por tanto:

  • Cada hijo recibe paga semanal por ser un miembro de la familia, no es un premio que recibe si hace las tareas domésticas o se "porta bien"
  • Cada hijo realiza tareas domésticas por ser un miembro de la familia