Los bombones "Delizze" de avellanas de Mercadona recuerdan a los de la famosa marca de bombones Ferrero Rocher. Si bien en el envasado nada tienen que ver con los de la marca que con tanto "glamour" recomendaba en televisión Isabel Presley para ser un perfecto anfitrión, el sabor del postre es exactamente igual.

Más allá del envoltorio las cualidades del producto de la marca Hacendado nada tienen que envidiar a los de la italiana: en ambos casos están empaquetados de manera individual y, desnudos muestran una esfera de chocolate cubierta de pequeños fragmentos de avellana.

El sabor es el mismo, la diferencia se encuentra en el precio. Mientras que la caja de 16 unidades de Ferrero cuesta 4,55 euros, la misma cantidad de los de Hacendado se pueden comprar por 2,75 euros. Casi la mitad.

Los bombones de Ferrero y los de Hacendado: a examen

El envasado de los bombones de Ferrero, más sofisticado Ferrero

La clave está en su composición: los Ferrero están compuestos en un 30% chocolate con leche, los de Mercadona contienen un 33,3%. El segundo ingrediente con más presencia en la receta son las avellanas, en los primeros hay un 28,5%, mientras que los de Hacendado contienen un 29,3%. La variación en las cantidades es imperceptible al paladar del común de los mortales.

Perfectos para el verano

Te puede interesar:

Ferrero Rocher, por dentro y por fuera W.P

La costumbre ha enseñado a los españoles a guardar este tipo de bombones en el congelador porque se adaptan muy bien al frío y al paladar. La cubierta de chocolate con avellana es lo suficientemente fina como para servirse crujiente pero no endurecerse demasiado y su interior en mouse se convierte en un delicioso helado con núcleo de avellana.