Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevos tiempos en la empresa textil

Lois quiere volver a triunfar en los ruedos

La firma toledana Six Valves relanza la mítica marca de ropa tejana creada por los Sáez-Merino en 1962

Esther y Borja Viedma, de la firma Six Valves.

Lois fue una de la cuatro grandes marcas en todo el mundo de ropa tejana durante los años setenta. Se situaba al nivel de Levi’s y Wrangler. Este imperio industrial surgió de un viaje a Estados Unidos del vendedor ambulante de confecciones Manuel Sáez-Merino. Allí escuchó hablar por primera vez de un nuevo tejido que estaba triunfando en EEUU: el denim. Un material pensado para el trabajo pero que causaba furor en las calles, sobre todo entre la población más joven. Tras dar con el procedimiento adecuado de creación y tinte del tejido, en 1962 puso en marcha Lois, uno de los primeros jeans diseñados y producidos en Europa.

Su apogeo fue enorme. La enseña del icónico toro bravo -creada por la familia valenciana Sáez-Merino y que tuvo incluso problemas en los tribunales con el otro toro de España, el de Osborne- vistió a personajes legendarios de otros tiempos como los integrantes del grupo Abba y leyendas de la música como Rod Stewart. También a deportistas: Johan Cruyff y Björn Borg, entre otros famosos. Años más tarde incluso llegó a patrocinar al equipo Minardi de Fórmula 1.

Sin duda, Lois disparaba con pólvora de rey. Los Sáez-Merino llegaron a controlar el 40% de las ventas de pantalones vaqueros en España. Incluso marcaron la Movida de los ochenta. Tenían una amplia red comercial en Europa y América. Y fábricas en España y Marruecos. Pero llegó la crisis por la competencia asiática y la deslocalización de las industrias europeas en busca de menores costes de producción.

La marca creada por la conocida saga familiar valenciana (también fabricante de otras enseñas como ‘Caroche’, ‘Cimarron’ y ‘Caster’), dejó de fabricarse entre 1992 y 1999 por la suspensión de pagos del Grupo Sáez-Merino, que dejó de producir de forma definitiva en 2008. La segunda generación intentó reflotarla, pero como pasa en tantas empresas familiares no lo consiguió. El aumento de los costes laborales y la digestión del crecimiento internacional terminaron por llevar a la bancarrota al grupo valenciano.

Tras la quiebra y la liquidación del otrora imperio de los Sáez-Merino la empresa Six Valves, de Talavera de la Reina, adquirió la licencia y desde 2008 lleva comercializando la marca con nuevos diseños. La citada mercantil es propiedad de la familia Viedma; que gobiernan Esther Viedma, directora de estrategia internacional y Borja Viedma, director de Diseño y Producción del grupo textil de Talavera de la Reina, que fabrica en Asia.

Nuevos tiempos

Los tiempos han cambiado y ahora cuentan con colecciones de moda más allá de los tejanos, como calzados y otros complementos. Sus actuales gestores aseguran que la enseña "sigue posicionada como una marca de impacto internacional con un amplio mercado de ventas ‘online’, ofreciendo colecciones de moda con un enfoque amplio que engloba a gente de casi toda edad y condición". Además, "la marca demuestra su posicionamiento en algunas causas sociales", explican.

Six Valves quiere ampliar su negocio en el mercado local y en Francia. La empresa toledana de moda comenzó en 2019 su desarrollo con franquicias con el objetivo de abrir 42 puntos de venta en España en el plazo de un lustro. Tiene una decena de establecimientos propios que comercializan todos sus productos, y tiendas en Madrid, Alicante, Vigo, Murcia, Málaga, Barcelona y Bilbao.

Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, del ejercicio de 2020, Six Valves S.L, logró una facturación de 3,89 millones de euros, frente a los 4,63 millones del ejercicio anterior, con un beneficio neto de 151.766 euros. La pyme participa en Promociones Talabrida (inmobiliaria) y Fundamental Jeans (confección).

Compartir el artículo

stats