Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inversión

Renta variable europea: oportunidades en el radar para 2022

Las gestoras recomiendan invertir en valores relacionados con la transición energética, la innovación sanitaria o el cambio demográfico

Renta variable europea.

Con el año nuevo a la vuelta de la esquina, son varios los lastres en la mochila de los mercados bursátiles. Sin embargo, se pueden encontrar razones para el optimismo. "Para 2022, la empresa y, por tanto la renta variable, sigue siendo el activo de inversión de referencia", destaca Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4.

Las perspectivas de esta gestora para su escenario base son moderadamente alcistas, y recomiendan sobreponderar la renta variable europea frente a la estadounidense. ¿Qué respalda esta visión? La recuperación económica, una política monetaria todavía acomodaticia o la inyección de capital procedente de los fondos Next Generation EU. El potencial de crecimiento que esperan en 2022 para el Eurostoxx 50 (que escala alrededor del 17% este año) oscila entre un modesto 2% y el 14%, y ven el Ibex 35 en el entorno de los 10.600 puntos a 12 meses.

También la directora de análisis macroeconómico de WisdomTree, Aneeka Gupta, considera que las acciones europeas "tienen potencial para lograr un rendimiento más elevado", de la mano de unas ganancias corporativas más sólidas o unas rentabilidades por dividendos "relativamente más altas". Y la previsión de Deutsche Bank a diciembre de 2022 para Eurostoxx 50 es de 4.600 puntos, con una subida del 10% respecto a niveles actuales.

Barry Gill, director de inversiones de UBS Asset Management, califica de imprescindible la preparación para un panorama de inversión "muy diferente", y una hoja de ruta adaptada. Con el foco en el proceso de reconversión global post covid, desde UBS AM, Renta 4, abrdn o Schroders identifican oportunidades temáticas y sectoriales relacionadas con la sostenibilidad, la transición energética, la innovación sanitaria, el cambio demográfico o la urbanización.

No son cuestiones nuevas, pero han ganado en relevancia de forma "exponencial", considera Alex Tedder, responsable de renta variable global de Schroders. "Las oportunidades son inmensas. Si estamos en lo cierto sobre las implicaciones de las megatendencias, invertir en empresas expuestas a ellas podría ofrecer rentabilidades notablemente superiores a las de un índice tradicional", afirma.

Un ejemplo claro es la digitalización. Los economistas de abrdn Paul Diggle y Luke Bartholomew creen que se establecerán "muchos hábitos nuevos y persistentes en torno a la compra a través de canales online o el trabajo a distancia". Esto también conllevará cambios en el uso del suelo para reflejar más actividades de distribución y logística y menos demanda de oficinas.

En lo que respecta a la transición verde, observan que el gasto de los gobiernos en respuesta a la crisis del covid "ha llegado con un énfasis renovado en los beneficios climáticos: el mantra de ‘reconstruir mejor’". En consecuencia, creen que la tecnología limpia y la sostenibilidad como tema de inversión "se han visto reforzadas". También se fijan en el emprendimiento. Según explican, muchas de las oportunidades que surgen de la transformación digital, la transición energética y las infraestructuras verdes son más accesibles a través de los mercados de pequeña y mediana capitalización.

Otro factor a tener en cuenta, identificado por las gestoras Amundi y WisdomTree, es la inversión en valor o ‘value’, frente a la inversión en crecimiento o ‘growth’. "Si bien el crecimiento ha sido el factor decisivo a lo largo de la pandemia, creemos que el testigo pasará a la calidad a medida que las presiones inflacionarias aumenten y la política monetaria se endurezca", describe Gupta.

Para inversores interesados en plasmar en su cartera estas ideas, el equipo de Renta 4 recopila algunas propuestas en renta variable europea en función de "calidad a precios razonables", en tecnología (Prosus, ASML,CapGemini o Adyen), salud (Fresenius, Novartis, Roche o Alcon), consumo (L’Oreal, Adidas, ABInBev o Unilever).

Y teniendo en cuenta la búsqueda de valor, la entidad destaca títulos en materias primas como Antofagasta, Glencore o Aperam, petroleras (TotalEnergies, LundinEnergy), automóvil (Daimler, Volkswagen, Stellantis) y químicas (Lanxess).

Compartir el artículo

stats