Malas noticias para los hipotecados: la decisión que ha tomado el BCE con los tipos de interés

"Nuestra evaluación de las perspectivas de inflación se basa en nuestras proyecciones, pero no se limita a ellas" ha avisado Lagarde

Una persona firmando una hipoteca

Una persona firmando una hipoteca

Julián Moreno

El Banco Central Europeo (BCE) redujo los tipos de interés 25 puntos básicos del 4,5% al 4,25% después de que la inflación se hubiera ido controlando en los últimos meses. El organismo de Christine Lagarde puso fin a la subida del coste del dinero iniciada en julio de 2022 para combatir el alza de los precios que asfixiaba a la economía en ese momento por la crisis energética de la guerra de Ucrania.

La diferencia entre el momento económico de EEUU y la eurozona explicó este movimiento. El Consejo de Gobierno de la institución que preside Christine Lagarde consideró que tenía la inflación bajo control, mientras que al otro lado del Atlántico las cifras de inflación de abril que llegaron al 3,4%, publicadas a mediados de mayo, resultaron ligeramente por debajo de las expectativas.

 Lagarde, ha hecho una previsión poco halagüeña para aquellos que esperaran que volvieran a bajar los tipos de interés próximamente. La presidenta del BCE ha avisado de que la entidad quiere asegurarse de que la inflación llegue al 2% antes de realizar ningún movimiento más.

"Todavía nos enfrentamos a varias incertidumbres respecto a la inflación futura, especialmente en términos de cómo evolucionará el nexo entre beneficios (empresariales), salarios y productividady si la economía se verá afectada por nuevos shocks del lado de la oferta. Nos llevará tiempo reunir datos suficientes para estar seguros de que los riesgos de una inflación superior a la meta han pasado" ha explicado.

"La fortaleza del mercado laboral significa que podemos tomarnos tiempo para recopilar nueva información, pero también debemos ser conscientes del hecho de que las perspectivas de crecimiento siguen siendo inciertas. Todo esto sustenta nuestra determinación de depender de los datos y tomar nuestras decisiones políticas reunión a reunión", ha sostenido Lagarde.

Tal y como explica El Periódico, la presidenta del banco central del euro también ha enfriado la expectativa de que los posibles nuevos recortes de tipos vayan a coincidir con la revisión trimestral de las previsiones macroeconómicas del BCE.

"Nuestra evaluación de las perspectivas de inflación se basa en nuestras proyecciones, pero no se limita a ellas", ha avisado Lagarde.