La patronal gallega teme "efectos negativos" en las empresas que operan con Israel por el reconocimiento de Palestina

José Manuel Vieites apunta que las posibles "represalias" podrían afectar a un volumen de exportación que en 2023 superó los 147 millones de euros

José Manuel Vieites, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG)

José Manuel Vieites, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) / JOSE LORES

E. P.

La mayor parte de las empresas gallegas que mantienen relaciones comerciales con Israel temen que el reconocimiento del Estado de Palestina, declarado de manera oficial por parte del Gobierno español el pasado 28 de mayo, pueda tener "consecuencias diplomáticas" que "afecten negativamente" a las exportaciones con este país, cifradas en 2023 en más de 147 millones de euros.

Eso es lo que se desprende de la valoración realizada, tras someter la situación a un debate interno, por el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Juan Manuel Vieites, quien considera que pese al componente simbólico que tiene la citada declaración, las repercusiones económicas podrían ser "significativas" para las compañías gallegas en el caso de que Israel decida "tomar represalias".

"Desde Israel se ha amenazado con cortar las relaciones comerciales con países que reconozcan a Palestina y eso podría afectar negativamente a las exportaciones gallegas", explica, en declaraciones a Europa Press, Juan Manuel Vieites.

Para el líder de los empresarios gallegos, que puntualiza que más allá de los efectos comerciales la prioridad debe ser siempre "la paz y la protección de las vidas humanas", la inestabilidad en la región puede provocar "interrupciones en las cadenas de suministro".

El reconocimiento de Palestina, agrega, podría generar también "un entorno de incertidumbre" y unas "tensiones geopolíticas" capaces de afectar a las relaciones Galicia-Israel en "sectores clave" como el automotriz y el textil e incluso en otros "menos dominantes" como el tecnológico o el energético.

"Un mercado importante"

Aunque no resulta sencillo acceder a datos actualizados sobre el volumen de negocio existente actualmente entre las empresas gallegas e Israel --por la opacidad que rodea a estos intercambios tras el inicio de la masacre de civiles en la Franja de Gaza y por la reticencia de muchas compañías con intereses en el país a reconocer incluso la existencia de dichas relaciones-- la tendencia del flujo comercial parece no haberse resentido de manera significativa como consecuencia de la invasión.

Y es que según los datos de la Cámara de Comercio de España --todavía provisionales-- relativos al capítulo de exportaciones y fechados a marzo de 2024, las empresas gallegas realizaron un total de 5.264 operaciones comerciales de este tipo con Israel en el primer trimestre del año por un montante acumulado cercano a los 31 millones de euros.

La empresa Herfraga, especializada en la fabricación y exportación de maquinaria para la industria conservera y domiciliada en A Coruña, fue una de ellas. Los efectos que pueda llegar a tener, con la vista puesta en futuras operaciones, el reconocimiento de Palestina como Estado preocupa a sus responsables.

"Nos preocupa que pueda haber una decisión drástica del Gobierno israelí que limite de alguna manera las compras desde Israel a España. Somos una empresa pequeña y para nosotros Israel es un mercado importante. Por el momento seguimos con la relación habitual, estamos vendiendo y los pagos se están recibiendo con normalidad", explica a Europa Press la directora del departamento comercial de la empresa, Mercedes Fraga. Y acto seguido subraya: "Si hay algún cambio, ese cambio va a ser debido a decisiones políticas porque nosotros con nuestros clientes tenemos muy buena relación".

Una relación que decidieron dar por finalizada recientemente los responsables de la empresa Recense, con sede en la localidad de A Pontenova (Lugo), que ofrece soluciones de fijación para la construcción y el sector industrial y que, hasta hace poco, importaba materiales de Israel. "Importábamos algo, pero ahora mismo ya casi no tenemos relación comercial, ha bajado mucho el volumen de negocio con Israel por lo que las decisiones políticas ya no nos afectan", manifiestan desde la compañía.

El Grupo Internaco, especializado en la distribución de maquinaria forestal y agrícola, que figura también en el listado de empresas exportadoras a Israel recopilado por la Cámara de Comercio de España, asegura no mantener actualmente relaciones comerciales con el estado de Oriente Próximo pero reconoce haber sufrido anteriormente los efectos derivados del bloqueo comercial como resultado de otro conflicto armado.

"Nosotros nos hemos visto afectados por el conflicto en Crimea, viendo nuestras exportaciones a Rusia totalmente bloqueadas. Por aquel entonces se debió a la postura oficial de la Unión Europea, pero es un caso parecido al actual y esta declaración puede afectar a otras empresas gallegas que exportan o importan desde Israel", valoran fuentes de la empresa.

Pontevedra lidera las exportaciones

A pesar de la advertencia realizada a principios del mes de mayo por el ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, Pablo Bustinduy, en la que instaba en una carta a las empresas españolas con presencia en Israel a no contribuir con sus actividades al genocidio en Palestina, el intercambio comercial entre las compañías nacionales y el Estado sionista no ha dejado de producirse.

Especialmente significativo es, en este sentido, el volumen de negocio establecido entre Israel y un buen número de empresas domiciliadas en Pontevedra, con mucha diferencia la provincia de la comunidad con mayor balance comercial con este país, aglutinando 133 de los 147 millones de euros generados en términos absolutos en Galicia en concepto de exportaciones a Israel el pasado año. Tan solo cuatro provincias españolas (Barcelona, Madrid, Guipúzcoa y Castellón) superaron en 2023 el músculo exportador de Pontevedra.

Las cifras del sector automotriz, muy arraigado en la provincia y responsable por sí solo, según los datos de la agencia estatal ICEX, del 80% de dichas exportaciones --unos 112 millones de euros-- ilustran a la perfección este fenómeno.

Pero el sector del automóvil no es el único que mantiene en Galicia una fructífera relación de intercambio con Israel. La industria naval, por ejemplo, conserva también su peso específico en materia de exportaciones. Industrias Ferri, una compañía del sector especializada en soluciones para embarcaciones militares y civiles afincada en Pontevedra, no teme que la declaración de Palestina como Estado pueda afectar en modo alguno a sus relaciones comerciales.

"En nuestro caso ese reconocimiento no afecta. Somos una empresa que hace equipos a medida. Al tipo de producto que hacemos para astilleros de allí no les afectan las acciones que se puedan dar entre gobiernos o países. Lo que nosotros hacemos queda al margen. El reconocimiento no tiene ninguna repercusión", apuntan, consultados por Europa Press, desde el área comercial de la empresa.

De las 124 compañías gallegas que operaban en 2023 con Israel, poco menos de la mitad --53-- tenían su domicilio fiscal en Pontevedra. La mayor parte de ellas continúa preservando esos vínculos comerciales.

Y es que si bien las importaciones realizadas desde territorio israelí por parte de empresas radicadas en Galicia --y valoradas en 2023 en algo menos de 15 millones de euros, según la Cámara de Comercio-- no representan una cifra astronómica en términos generales, los réditos derivados de las exportaciones siguen siendo suculentos.

"Hay que recordar que las relaciones comerciales entre Galicia e Israel han experimentado un crecimiento significativo y se han duplicado en los últimos tres años", apunta, a modo de conclusión y en relación a la robustez de un intercambio comercial que podría ahora tambalearse, el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Juan Manuel Vieites.