Wofco toma posesión de Fandicosta por 19,4 millones y prepara ya su “asalto” a los súper

La pesquera tiene cinco días para firmar la compra, aunque ya utiliza las instalaciones de Moaña

Mantendrá marcas comerciales y asume también la filial de distribución Bonfrig

Estructura de la planta de South Atlantic Company, participada por Wofco, en Paraguay.

Estructura de la planta de South Atlantic Company, participada por Wofco, en Paraguay. / @CHEBAREMESOWSKI

Lara Graña

Lara Graña

Fue el 17 de octubre cuando Ángel Martínez Varela puso a tres de las empresas de su grupo bajo el paraguas de la ley concursal por el “estado de posible insolvencia” de Fandicosta, Peixemar y Casa Botas. La resaca de la reconstrucción de la factoría de Moaña, el alza en los costes financieros y operativos y el descenso de la demanda fueron el clavo en el cadalso de la corporación, entonces la quinta de España en la industria pesquera por ingresos con 290 millones consolidados. El cierre del grifo crediticio y de proveedores –Fandicosta pasó a pagar en efectivo, al carecer también de soporte de aseguradoras–, ya con el preconcurso, redujo los niveles de actividad y forzó una suspensión de empleo (ERTE), aunque no se apagaron al completo las máquinas en ningún momento. Han bastado ocho meses para consumar no solo la venta de la fábrica de Fandicosta a un tercero, sino para armar un proyecto que pueda resucitar también las filiales Botas –germen del legado familiar de Martínez Varela, fundada por su abuelo en 1904– y Peixemar. Este jueves termina el plazo de alegaciones para los acreedores al auto de homologación respecto a la planta de Domaio, confirman fuentes jurídicas; a partir de entonces, Worldwide Fishing Company (Wofco) tendrá cinco días hábiles para formalizar la transacción. Eso sí, Wofco posee ya las llaves y sus trabajos en Fandicosta ya han comenzado, tanto con procesos de elaboración como de almacenamiento.

La transacción, articulada por el juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra, se ejecutará a cambio del pago por parte de la jovencísima compañía (fue fundada en 2016) de 19.415.625,72 euros, a satisfacer en concepto de pago de deuda, aunque también puso a disposición de Fandicosta una línea exprés de crédito de 1 millón de euros para cubrir cualquier tensión de tesorería. A falta de formalidades –como la notificación a la Autoridad Portuaria de Vigo del cambio de propietario de la empresa, toda vez las instalaciones se ubican en terrenos concesionados–, Wofco ya ha embarcado en el tren que la llevará a consolidarse como una operadora de peso mundial. El objetivo de esta pesquera fue siempre el disponer de una sala propia de elaborados en el entorno de Vigo, con el que valorizar su materia prima y verticalizar procesos, y de ahí su decisión de proyectar una infraestructura fabril y logística en Chapela, en los antiguos terrenos de Aucosa. La insolvencia de Fandicosta le ha permitido ahorrarse todo el tiempo que iba a destinar a su construcción y puesta en marcha: en Fandicosta ya tiene una fábrica 100% operativa, la segunda más moderna de Galicia, y con tecnología de empaquetado en bandeja con la que consumará su asalto definitivo al retail (venta minorista).

Wofco toma posesión de Fandicosta por 19,4 millones y prepara ya su “asalto” a los súper

Wofco toma posesión de Fandicosta por 19,4 millones y prepara ya su “asalto” a los súper / Lara Graña

A los súpers

Fandicosta cuenta con maquinaria nueva para el envasado en bandejas MAP (modified atmosphere packaging o en atmósfera modificada), que todo el sector señala como el futuro para las ventas de pescado en los lineales. De inicio, como indicó Wofco al portal especializado Alimarket, preservará las marcas Fandicosta y Maremundi, que cuentan ya con penetración en este segmento, y la pesquera utilizará su filial San Marco Pesca para canalizar esta apuesta. A día de hoy, una quinta parte de la facturación de Wofco procede del retail, por un 42% de venta mayorista, 9% a la industria y 31% de foodservice. Como parte de la operación, de hecho, la compradora asumirá el control de la cuarta filial de Grupo Fandicosta, Bonfrig, encargada de la distribución para el canal horeca y con buena capitalidad en Galicia.

Wofco cerró el ejercicio fiscal de 2023 con 412,4 millones de euros –equivale a un alza de casi el 25% interanual– y prevé concluir este año en curso cerca de los 500 millones. La integración de la factoría de Fandicosta le reportará un extra de unos 70 millones de euros –es un cálculo, la mitad de lo que facturó la planta en el ejercicio 2022–, con lo que oteará en pocos meses el umbral de los 600 millones en ventas. Solo Nueva Pescanova –no ha divulgado sus datos consolidados todavía– y Grupo Profand superan esas cifras. Pero es que Wofco sumará una palanca más antes de terminar el ejercicio porque pondrá en funcionamiento la fábrica de Paraguay, en la municipalidad de Hohenau, en la que tendrá capacidad para procesar hasta 40 toneladas diarias de langostino argentino, con el que cavará una pica profunda en el mercado de Estados Unidos. La entrada en servicio de estas instalaciones se vio afectada por las intensas lluvias de los pasados meses en la zona.

Wofco no descarta incluso lanzarse a la venta de pulpo cocido, en formato refrigerado y congelado, una de las especies estrella del mercado y por la que han ejecutado fuertes operaciones de inversión –orgánicas e inorgánicas– compañías como Profand, Iberconsa, Pescapuerta o Pereira. El traspaso formal inminente de Fandicosta, en último caso, permite a la industria gallega mantener una de sus arterias en capacidad productiva, una posibilidad que se aleja en el caso de las fábricas de Grupo Atunlo y con la incógnita de las instalaciones de la coruñaesa Actemsa.

CLAVES

  1. Proceso exprés

    La venta de la fábrica de Fandicosta se consumará solo ocho meses después de la solicitud de preconcurso de tres de las compañías del grupo de Ángel Martínez Varela.

  2. Oportunidad

    Wofco proyectaba un centro de producción y logística en Chapela, en los terrenos de la antigua Aucosa, ahora en venta. La compra de Fandicosta le permitirá disponer de unas instalaciones nuevas, en funcionamiento y con personal especializado en el negocio.

  3. A los súpers

    Fandicosta tiene maquinaria nueva para el envasado MAP de pescado, que es el futuro del sector para el canal retail. Wofco mantendrá las marcas Fandicosta y Maremundi.

  4. Paraguay

    La entrada en funcionamiento de la fábrica de Hohenau es clave para la penetración de la pesquera viguesa en el mercado norteamericano. Tendrá capacidad para procesar 40 toneladas diarias de langostino.

Suscríbete para seguir leyendo