La guerra de Ucrania disparó los costes de los bienes de primera necesidad. El precio de la luz o del gas se pusieron por las nubes y el Gobierno de España se vio forzado a intervenir con una medida de urgencia para evitar vaciar por completo el bolsillo de los españoles.

Una de las medidas que puso en marcha fue fijar el precio de la bombona de butano el pasado 25 de junio dejándolo en 19,55 euros. Una decisión que congeló los costes de los gases licuados de petróleo en envases de 8 a 22 kilos. Pero está regulación tiene fecha límite y será el próximo 31 de diciembre.

A partir del 1 de enero de 2023, y visto el incremento de precios, el coste de la bombona de butano podría volver a subir su precio. Para calcular el coste máximo de la bombona de butano se utiliza una fórmula matemática que se aplica cada dos meses y que establece que el precio final de venta sólo podrá subir o bajar un 5 % respecto al del bimestre anterior. Teniendo en cuenta que desde septiembre de 2021 el precio de la bombona de butano se ha incrementado un 5 % cada dos meses, todo parece indicar que el primer día del mes hará lo mismo.

Te puede interesar:

Un repartidor de bombonas de butano DAVID PAGE

Si sigue la misma línea ascendente, el precio de la bombona de butano en 2023 podría llegar hasta casi los 22 euros.