Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La puja máxima del dúplex de García de Paredes, un 18% por debajo del valor de subasta

El precio de tasación era de casi 770.000 euros y el mejor postor ofreció 629.127

Edificio en el que se ubica el dúplex del exdirectivo Carlos Pardellas

La subasta del dúplex en Linares Rivas (A Coruña) del que fuera director general adjunto de Novacaixagalicia, Francisco Javier García de Paredes, se ha cerrado con una puja un 18% inferior al precio de tasación del inmueble. El mejor postor ofreció 629.127,37 euros por esta propiedad valorada en 767.228,84 euros, según la convocatoria publicada en el Portal de Subastas en septiembre de este año.

La razón por la que este inmueble salió a concurso es que Abanca pueda recuperar los 5,5 millones de euros que el exdirectivo percibió como finiquito en plena crisis económica y que la Justicia le obligó a devolver después de haber declarado nulo su contrato con la entidad financiera, que estaba en fase de transición entre la caja de ahorros que fue y el banco que es actualmente.

García de Paredes se había ofrecido a devolver la mitad de la indemnización recibida –y que la sentencia que lo condenó tildó de “prejubilación blindaje”– pero, en aquel momento, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, el FROB, se opuso a esta propuesta hasta que se resolviese la causa penal que estaba abierta contra él en la Audiencia Nacional por las indemnizaciones millonarias recibidas por los miembros de la antigua cúpula del banco.

García de Paredes fue absuelto finalmente por la Audiencia del delito de administración desleal, aunque su contrato como directivo fue declarado nulo y, por esa razón, está obligado a devolver el importe de su indemnización.

La sentencia consideró probada una “actuación dolosa” porque junto a otro cargo del banco, “actuando de forma clandestina y con ocultación del contenido del contrato ante los órganos de control de la entidad”, la comisión de retribuciones y nombramientos y el consejo de administración del banco, consiguieron su aprobación. El contrato era del 30 de diciembre de 2010 pero “continuaron modificándolo hasta su versión definitiva de 15 de febrero de 2011”, en el que fijaban su prejubilación, y sin informar de los cambios al consejo de administración ni a la comisión de retribuciones.

Compartir el artículo

stats