Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las exportaciones gallegas suben a cifras récord: 2.800 millones de euros en junio

Casi todos los sectores registran su máximo volumen de ventas de toda la serie histórica | Distintas patronales advierten de que los sobrecostes se están comiendo los márgenes de beneficios

Vista de la campa de Stellantis en el polígono de As Gándaras, en O Porriño. José Lores

Casi 2.800 millones de euros. Es el valor que alcanzaron las exportaciones gallegas en junio, una cifra que supone un aumento superior al 50% con respecto al mismo mes del año pasado, un dato más formidable todavía si se compara con la media del conjunto de España, cuyas exportaciones se incrementan algo menos del 27% (Galicia es la tercera comunidad donde más aumentaron las exportaciones). Pero la cifra de junio no es anecdótica. En el primer semestre del año, las ventas de las empresas gallegas al mercado internacional alcanzaron los 14.400 millones de euros, un 27% más que el mismo periodo del año pasado. Así, las compañías galaicas alcanzan sus máximos históricos en exportaciones tanto en un mes de junio como en un primer semestre del año desde que el Instituto Galego de Estatística (IGE) lleva publicando estos datos, es decir, año 2000.

Más del 82% de las exportaciones de la autonomía tienen Europa como destino (2.300 millones de euros). De hecho, los cinco países donde más exporta Galicia son europeos: Francia (580 millones de euros), Portugal (399), Países Bajos (253), Italia (217) y Alemania (134).

El crecimiento de la presencia de producto made in Galicia permea todas las capas del tejido empresarial de la comunidad. Todos los sectores ven aumentadas sus exportaciones con respecto a junio del año pasado y todos anotan, además, su mejor junio en toda la serie histórica excepto cuatro: pieles, cuero y similares; pastas de madera, papel y similares; máquinas, material eléctrico y similares y, finalmente, armas y municiones. Esta última categoría, eso sí, es la que experimenta el mayor crecimiento interanual, al disparar sus ventas un 776%, aunque la relevancia de este sector en la economía gallega sigue siendo cuantitativamente muy residual.

Alza en sectores clave

Pero también los sectores clave en la economía gallega experimentan alzas importantes. Así, la metalurgia registra un incremento del 59%, el textil aumenta sus exportaciones en un 30%, los vehículos terrestres y sus piezas lo hacen en un 28%, el sector de máquinas, material eléctrico y similares ve cómo crecen sus ventas al exterior en otro 28% y los pescados, los moluscos los crustáceos y otros invertebrados acuáticos registran un aumento del 20%. En total, estos cinco sectores supusieron el 60% de las exportaciones totales de Galicia en junio, al vender al extranjero productos por valor de casi 1.700 millones de euros, un 32% más que la cifra registrada en el mismo mes del año pasado.

“La tendencia se interrumpirá cuando termine la guerra de Ucrania”

Óscar Gómez - Aclunaga

decoration

Para el gerente de la Asociación Clúster Naval Gallego (Aclunaga), Óscar Gómez, el aumento en las exportaciones se debe a razones como “la guerra de Ucrania, los problemas de algunas divisas y la falta de producción en varias regiones”, que hace que el mercado internacional mire a Galicia. Pero la cosa va por barrios. Así, por ejemplo, el presidente del Clúster da Madeira e o Deseño de Galicia, José Manuel Iglesias, apunta a que, en su sector, uno de los factores es “la inercia por el repunte del sector en Estados Unidos y en Europa con la pandemia”, cuando, explica, la gente que estaba confinada en su vivienda vio que esta necesitaba mejoras, que pudieron financiarse con el ahorro generado por la prohibición de salir del hogar. Así, habla de empresas que pasaron de instalar 4.000 puertas semanales antes de la pandemia a las 15.000 después.

A pesar de lo histórico de estas cifras, las patronales siguen mostrando su preocupación por lo que pueda venir en los próximos meses. Todas las fuentes consultadas por FARO coinciden en que la inflación está mermando los márgenes de beneficios. Iglesias, en concreto, habla de que “hay empresas que no pueden repercutir al cliente el incremento de costes” y Gómez considera que el aumento en las exportaciones “bajará cuando termine la guerra de Ucrania”, pero concede, eso sí, que “después volverá a subir”. Por su parte, al gerente del Clúster Gallego Textil (Cointega), Alberto Rocha, le preocupa que “el mundo es cada vez más proteccionista y las cadenas logísticas todavía no se han estabilizado”.

Compartir el artículo

stats