Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las licitaciones públicas suben en un año un 3,6% en Galicia y alcanzan los 875 millones

El crecimiento gallego se queda muy por debajo de la media de todas las autonomías, que supera el 34% el primer semestre

Construcción de la estación de autobuses de Vialia JOSÉ LORES

Los montantes de las licitaciones que se sacan a concurso público en Galicia aumentaron un 3,6% en el primer semestre del año con respecto al mismo periodo del año pasado. Concretamente, entre enero y junio de 2022 se licitaron obras por un valor total de 875,56 millones de euros, frente a los 844,97 millones que sumaron todas las obras públicas sacadas a concurso durante los seis primeros meses de 2021. Son datos de un informe de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan), del que también se desprende que el leve crecimiento que experimenta la comunidad se queda muy por debajo del que experimenta el conjunto de las autonomías, que asciende a un 34,25% de media.

Galicia es, de hecho, uno de los territorios españoles en los que menos crece el valor de las licitaciones públicas. Solo aumenta menos en País Vasco (con un 2,6%), La Rioja (2,1%) y Melilla (0,7%). Por su parte, Navarra, Castilla y León y Extremadura experimentan contracciones de un 0,2%, un 14,4% y un 57,7%, respectivamente.

De entre las licitaciones presentadas en Galicia, las de la Xunta, en concreto, descienden un 8,3%, al pasar de los 287,71 millones de euros en el primer semestre de 2021 a los 263.79 millones en el mismo periodo de 2022, según el estudio. Solo tres gobiernos autonómicos presentan una caída superior. Se trata del vasco, que cae un 23,4%; el riojano, que desciende un 25%, y el extremeño, que lo hace un 59,5%.

Encarecimiento de materiales

Estas cifras se dan en un momento en el que las empresas constructoras y de infraestructuras se enfrentan a encarecimientos de las materias primas que ponen en riesgo la rentabilidad de los proyectos a los que concursan. También la inflación de la energía supone un obstáculo para muchas de estas compañías, sobre todo para aquellas con un alto consumo.

Edison Galicia (Edigal) es una empresa de mobiliario urbano. Entre otras actuaciones, instaló el que viste la parte remodelada de la Gran Vía y los nuevos semáforos de García Barbón, ambas en Vigo. Su gerente, Iago Martínez Garrido, cuenta a FARO que, en solo un año, el acero ha duplicado su precio “incluso con picos” en los que el coste se llegó a multiplicar por 2,5, “especialmente el inoxidable”. Es lo mismo que, de media, ha sucedido con el plástico, si bien el encarecimiento depende del tipo de plástico. El cobre, continúa Martínez Garrido, se ha encarecido un 60% y la madera ha hecho lo propio entre un 50% y un 60%, aunque “depende del tipo de madera”.

Precisamente estos sobrecostes están empujando a las empresas a no presentarse a los concursos públicos, ya que temen que el precio final de la obra supere aquel por el que inicialmente se había presupuestado el proyecto y tener, en definitiva, que perder dinero por terminar una obra.

El real decreto de revisión de precios, un “alivio insuficiente”

La guerra de Ucrania, los cuellos de botella provocados por el cerrojazo de importantes puntos comerciales como el puerto de Shanghái por la política de COVID cero de China, el encarecimiento de la energía (que además de aumentar la factura de manera directa también lo hace de forma indirecta al encarecer el transporte de los productos)... Los precios de las materias primas llevan aumentando de manera extraordinaria desde el año pasado y, por ese motivo, en marzo entró en vigor un real decreto que permitía revisar los precios por los que se adjudican los contratos de obras con el sector público. Aunque la consideran como “un alivio”, fuentes del sector califican de “insuficiente” esta medida porque, recuerdan, solo permite revisar el precio hasta el 20%. Esto genera una “incertidumbre que hace que ya no quieras presentarte a muchos concursos porque no sabes si vas a perder dinero”, añaden las mismas fuentes. “Agradecidos estamos”, concluyen, “pero no llega para hacer frente a la situación que tenemos”.

Compartir el artículo

stats