Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan de las empresas gallegas para el otoño: subir precios, recortar gastos y limitar riesgos

Las patronales, “en alerta” ante la crisis de suministros y el encarecimiento de la energía | Distintos sectores productivos abogan por bajar impuestos y critican las medidas del Gobierno central: “No son eficientes”

Barcos mercantes en el puerto de Vigo. / RICARDO GROBAS

Las palabras que más repiten los empresarios gallegos para definir el estado de ánimo con el que afrontan los meses de otoño son “preocupación” e “incertidumbre”. Y con apellidos superlativos: “Altísima”, “enorme”, “muchísima”, “toda”. Ya la vicepresidenta primera del Gobierno central y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, lanzaba hace cuestión de días una advertencia: “Vienen curvas” y “hay que prepararse para lo peor, pero esperando, por supuesto, que no suceda”. Distintos sectores económicos en Galicia son ya conscientes de que esa era la situación a la que se dirigían y han empezado a prepararse para una posible recesión, que la propia Calviño no ha descartado que se produzca. En concreto, hablan de recortar gastos, controlar los riesgos, hacer acopio de recursos y tratar de repercutir sus sobrecostes a los precios finales.

“Ante una situación de incertidumbre mundial, lo que están haciendo las empresas es ser muy prudentes a la hora de contratar, paralizar las inversiones, reducir los costes, acopiar recursos por si hay que hacer una travesía en el desierto y asegurarse de que tienen liquidez”, explica a FARO el presidente del Clúster da Madeira e o Deseño de Galicia, José Manuel Iglesias. Y matiza: “Eso las que tienen liquidez, claro, porque hay empresas que ya no tienen porque la han agotado”.

“Hay empresas que ya no tienen liquidez porque la han agotado”

José Manuel Iglesias - Presidente del Clúster da Madeira

decoration

También el gerente de la Asociación Clúster Naval Gallego (Aclunaga), Óscar Gómez, se expresa en una línea similar: “El plan de los empresarios para esos meses es recortar gastos, controlar los riesgos y repercutir los sobrecostes a los precios”.

El de los sobrecostes, en concreto, es uno de los mayores problemas a los que se está enfrentando el tejido empresarial gallego (y no solo gallego). La crisis de suministros, el encarecimiento de la energía y el conflicto entre Rusia y Ucrania han supuesto un aumento formidable de los gastos de las empresas, que en algunos casos han sufrido multiplicaciones estratosféricas. “Hay costes que se multiplicaron por 20 desde hace dos años y ahora se están estabilizando y moderando, pero se incrementan otros, como las materias primas”, lamenta el secretario general de la Confederación de Industrias Textiles de Galicia (Cointega), Alberto Rocha, que asegura que su sector está “en alerta” ante las dificultades que pueden llegar en los próximos meses.

“Las cuentas de las empresas pesqueras están cada vez más depauperadas”

Javier Touza - Presidente de la Coop. de Armadores de Vigo

decoration

Uno de los fenómenos que más inquieta a los empresarios de la comunidad es la subida de los precios. “La inflación y la inflación subyacente están muy altas. Consideraban los analistas y las administraciones que era coyuntural, pero cada vez estamos viendo que es estructural”, alerta el presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Javier Touza, que también habla de “buscar medidas con las que minorar los costes logísticos” para hacer frente al chaparrón que vaticina, sobre todo, el último trimestre del año. “Durante la pandemia, estuvimos a la altura en cuanto a no desatender los supermercados, pero ahora las cuentas de las empresas pesqueras están cada vez más depauperadas y muchas están viendo que salir a faenar va a suponer salir a perder dinero porque tenemos un coste del gasoil que se triplicó en dos años y es muy difícil mantener la rentabilidad”.

Precisamente para intentar no perder esa rentabilidad, el Gobierno ha tomado distintas medidas, como descontar 20 céntimos por litro el precio del combustible, pero distintas fuentes coinciden en que eso se ha quedado en agua de borrajas, toda vez que el encarecimiento que ha experimentado desde entonces ya supera dicha bonificación.

“Hay que apoyar a las empresas eliminando externalidades políticas”

José Ángel Lorenzo - Sec. general del Clúster del Granito

decoration

Los empresarios se muestran, de esta forma, críticos con las iniciativas que ha tomado hasta ahora el Gobierno central para paliar la situación. “Lo que parece evidente es que las medidas que se están tomando no están siendo efectivas”, critica el secretario general del Clúster del Granito, José Ángel Lorenzo, que prefiere apostar por otras que “supongan un apoyo al tejido empresarial, como bajar impuestos y eliminar externalidades políticas”.

No es el único. También aboga por una relajación fiscal el presidente del Clúster Turismo de Galicia, Cesáreo Pardal. “Bajar el IVA de los carburantes al 5% o al 10% sería una buena medida”, valora. Además, cuenta a FARO que desde su sector se están reuniendo con la Xunta para que se aumente el bono turístico más allá de los 2,5 millones de euros y poder así reactivar la industria durante los meses de invierno.

“Bajar el IVA de los carburantes al 5% o al 10% sería una buena medida”

Cesáreo Pardal - Presidente del Clúster de Turismo

decoration

Pero las críticas a las medidas del Ejecutivo van más allá. “Lo que no puede ser”, protesta Óscar Gómez, “es que aparezcan cosas repentinas como el aislamiento de puertas [para ahorrar energía en aire acondicionado y calefacción] porque estos cambios tienen que tener una licencia del Ayuntamiento, necesitan de una obra (en un momento en el que, además, en la construcción no tiene empleados, con lo cual eso va a llevar tiempo) y hay que ver cómo se adapta al resto del local. Y ahonda: “Que esto se haya publicado en el BOE sin hablar con el sector nos parece una irresponsabilidad”.

“Que salgan medidas en el BOE sin hablar con el sector es una irresponsabilidad”

Óscar Gómez - Gerente del clúster naval gallego

decoration

Para aliviar la situación, José Manuel Iglesias propone mirar hacia otros países “que lo están haciendo mejor, como Irlanda o los bálticos”. En este sentido, considera que “hay que evitar los gastos superfluos, llevar a cabo una simplificación administrativa y eliminar burocracia”. Apunta, en concreto, a un estudio del Instituto de Estudios Económicos, vinculado a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que hace unos meses concluía que España “podría reducir su gasto público en un 14% y seguir ofreciendo el mismo nivel de servicios públicos si lograra mejorar su eficiencia hasta alcanzar niveles similares a los de la media de la OCDE”, lo cual “supondría un ahorro de recursos del orden de unos 60.000 millones de euros”.

Caída de la producción

Otro motivo de alerta para los empresarios es el índice de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) manufacturero. “Este indicador, que es muy importante, muestra que estamos en un proceso de decrecimiento: no llegamos al 49”, cuenta Javier Touza (un índice por debajo de 50 refleja una contracción del sector). Y José Ángel Lorenzo añade: “Si no se hace nada para subirlo, habrá ajustes de empleo y se perderán empresas”.

Ninguna de las fuentes consultadas da por hecho una pérdida de empleo

Con todo, ninguna de las fuentes consultadas da por hecho que los baches de los próximos meses vayan a implicar necesariamente destrucción de puestos de trabajo. De hecho, algunas lo dan prácticamente por descartado. “Esperamos mantener el empleo”, celebra Alberto Rocha. “Es posible que se pierdan empresas, pero se compensarán con la creación de otros empleos. El ajuste en cuanto a empleos en el sector textil ya se hizo”, añade.

“Hay costes que se multiplicaron por 20 desde los últimos dos años”

Alberto Rocha - Secretario general del Clúster Textil

decoration

Eso sí, ¿Qué ocurrirá cuando pasen los meses difíciles? “La incertidumbre hace imposible hacer predicciones más allá del invierno”, responde José Manuel Iglesias, que ilustra la situación con un ejemplo: “Esto es como el oso que se aprovisiona para invernar; si sale pronto, se muere de frío, pero, si sale tarde, los demás osos se lo habrán comido todo”.

Compartir el artículo

stats