Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iberdrola acelera su apuesta por la eólica terrestre y marina y la solar en Portugal con 3.000 millones

Galán alaba “la planificación clara y la regulación previsible” del país | El grupo activa la gigabatería de 1.158 MW del Támega

Galán y Costa, durante la inauguración del complejo ayer.

El nuevo pulmón del sistema eléctrico peninsular está a unos 70 kilómetros de la frontera de Galicia con Portugal. Después de ocho años intensos de obras, un auténtico desafío de ingeniería civil de 1.500 millones de euros, Iberdrola inauguró ayer el complejo hidroeléctrico del Támega, el mayor proyecto renovable de la historia en el país vecino y una de las gigabaterías más potentes de todo el continente europeo.

Tiene una capacidad de 1.158 megavatios (MW) y su tecnología de bombeo –que aprovecha los excedentes de energía en horas valle para llenar las balsas de las centrales y dejar el sistema preparado para momentos de pico de la demanda– permite llegar a almacenar lo que consumen 11 millones de personas durante un día.

Compactado instalaciones Támega

Compactado instalaciones Támega Cedido

“El valor de esta gigabatería reside precisamente en su capacidad de conservar esta energía para los momentos en los que es más necesaria, proporcionando seguridad de abastecimiento y estabilidad del sistema sin tener que recurrir a combustibles fósiles”, destacó el máximo responsable de la multinacional, Ignacio Sánchez Galán, que, en plena contienda con el Gobierno español por el tope al precio del gas –que también se aplica en el mercado luso– y el futuro impuesto a los beneficios extraordinarios del sector, alabó la “planificación clara” y “una regulación previsible” en Portugal, aprovechando la presencia del primer ministro, António Costa. “Aquí siempre nos encontramos las puertas abiertas y voluntad de diálogo”, alabó el presidente del Iberdrola, antes de anunciar la intención de la compañía de desarrollar 3.000 MW de eólica terrestre y offshore y solar allí. “Si estos proyectos se concretizan –avanzó– podemos alcanzar hasta 3.000 millones de euros de inversión”.

Ubicación instalaciones Támega

Ubicación instalaciones Támega

Concesión de 70 años

La gigabatería nació desde cero con la construcción de tres nuevos embalses alimentados por el río Támega, afluente del Duero nacido en Galicia. De una sola tacada, Portugal elevará un 6% su potencia de generación. Iberdrola explotará el complejo en régimen de concesión durante 70 años. Parafraseando al escritor José Saramago, el presidente de Iberdrola presentó el proyecto como “el final de un viaje que solo es el inicio de otro viaje”, en el que el grupo incluye especialmente la eólica offshore.

El primer ministro Costa recordó que su hoja de ruta hasta 2030 contempla, entre otras fuentes, el impulso en el país de unos 10.000 MW de tecnología flotante. Y lanzó un aviso a Europa ante los problemas por el posible corte de gas de Rusia: “Sí, somos solidarios, pero la solidaridad significa también que no vamos a hacer pagar a los portugueses costos suplementarios para compensar el atraso en que otros se colocaron cuando podían, y debían, haber hecho la inversión que nosotros hicimos en renovables”, defendió.

Compartir el artículo

stats