La recaudación pública por el impuesto de matriculación, tasa que está transferida a las comunidades autónomas, se situó en 242,8 millones de euros en los cinco primeros meses del año, un 9% menos que los 266,9 millones que se habían ingresado en el mismo período de 2021. Según datos de la Agencia Tributaria, los ingresos públicos por esta tasa se situaron en 58,86 millones de euros en mayo, lo que supone un descenso del 1,7% si se compara con los 59,87 millones de un año antes.

Fuentes del sector explican que esta reducción de la recaudación pública por impuesto de matriculación en lo que va de ejercicio se produjo por la mayor demanda de vehículos eléctricos o de bajas emisiones, que están exentos del pago de esta tasa, así como por la caída de las matriculaciones de turismos en el período.

La cuota media que abonaron los conductores españoles en concepto de impuesto de matriculación fue de 721 euros hasta mayo, un 8,6% menos.