Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sánchez despliega un segundo dique anticrisis: repartirá 200 euros a 140.000 hogares gallegos

Anuncia medidas por 9.000 millones de euros y la prórroga a diciembre del bono a las gasolinas, limitación al alza de alquileres o congelación del precio del butano | Anuncia un nuevo impuesto sobre los beneficios de las energéticas

Gente paseando en el centro de Vigo Ricardo Grobas

El Gobierno liderado por Pedro Sánchez fue uno de los últimos de Europa en tejer un escudo contra los destrozos económicos de la invasión de Ucrania, principalmente traducidos en una inflación desbocada y desconocida a nivel global en cuatro décadas. Un megaplan de 6.000 millones de euros que se quedó corto en lo económico –el alza de los combustibles ha devorado ya la subvención de los veinte céntimos, por ejemplo– y que exhibió sus carencias en lo político con un severo correctivo a la izquierda en las elecciones andaluzas. Así que este sábado, en un Consejo de Ministros extraordinario, desplegó –no sin debate interno en la coalición– una segunda ronda de medidas, más potentes que las primeras, prorrogadas a su vez hasta el 31 de diciembre. La de mayor calado, un pago único en forma de cheque de 200 euros, que se repartirá entre las rentas más bajas. Se destinará a asalariados, autónomos y desempleados inscritos en las oficinas de empleo, residentes en hogares con rentas inferiores a 14.000 euros. Un bono inédito hasta ahora en España –Alemania ya adoptó en primavera un mecanismo similar, con el pago de 300 euros a través del Impuesto sobre la Renta– y que el Ejecutivo calcula que llegará a 2,7 millones de personas. En Galicia, teniendo en cuenta ese umbral de ingresos y que el cheque no es compatible con el Ingreso Mínimo Vital –que aumentará en otro 15%–, esta ayuda llegará a unos 140.000 hogares.

Entre las novedades anunciadas este sábado se incluye una bonificación del 30% de los abonos transporte de autobuses urbanos y de los trenes de cercanías (la bonificación será del 50% en el caso de los abonos de Renfe, estatales) a partir del 1 de septiembre, así como la decisión de un próximo impuesto sobre los beneficios extraordinarios obtenidos en 2022 por las energéticas. El decreto aprobado este sábado incorpora, además, la rebaja del IVA eléctrico del 10% al 5% y la subida del 15% de las pensiones no contributivas de invalidez y jubilación hasta final de año.

“Si estas medidas no existieran, la inflación se acercaría a los 14 o los 15 puntos”

Pedro Sánchez - Presidente del Gobierno

decoration

El nuevo plan presentado por Sánchez tendrá un impacto presupuestario de algo más de 9.000 millones de euros, según ha estimado el presidente, resultado de las medidas que supondrán un mayor gasto “para proteger a familias, clases trabajadoras y sectores específicos” (unos 5.500 millones) y de las nuevas rebajas fiscales (unos 3.600 millones), entre las que se incluye el recorte del 10% al 5% del IVA sobre la factura eléctrica hasta el 31 de diciembre y la prórroga de los anteriores. Este nuevo plan, sumado al de marzo (con ayudas por 6.000 millones) debería servir, según el presidente del Gobierno para evitar que la inflación sea 3,5 puntos más alta que en ausencia de ambos. “Si estas medidas no existieran, la inflación se acercaría a los 14 ó los 15 puntos”, ha dicho Sánchez. El esfuerzo presupuestario de ambos paquetes se estima en unos 15.000 millones -”algo más que un punto de PIB”, según Sánchez- al que habría que añadir otros 10.000 millones en créditos ICO para las empresas.

“El objetivo es garantizar un reparto justo de las cargas. No cabe que algunos salgan beneficiados a costa del sacrificio de las mayorías”

Pedro Sánchez - Presidente del Gobierno

decoration

Además, el presidente ha anunciado “un nuevo impuesto” sobre los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas que será exigible a partir de enero de 2023. El diseño de este nuevo impuesto, sobre el que no ha adelantado ningún detalle, se incorporará en una proposición de ley que los grupos socialista y de Unidas Podemos presentará en el Congreso de los Diputados “en las próximas semanas”. El objetivo, ha explicado, es “garantizar un reparto justo de las cargas” que está provocando el elevado nivel de los precios energéticos. “No cabe que algunos salgan beneficiados a costa del sacrificio de las mayorías”, ha dicho. Después de la rueda de prensa del presidente, desde el propio Gobierno se ha aclarado que la idea es fijar el devengo del impuesto el 31 de diciembre de 2022. Por lo tanto, “el nuevo impuesto sería exigible a partir del 1 de enero de 2023, pero sí afectaría al ejercicio 2022”, se ha aclarado.

El Gobierno dedicará más de 15.000 millones de euros este año, para bajar 3,5 puntos el IPC

El Gobierno dedicará más de 15.000 millones de euros este año, para bajar 3,5 puntos el IPC Vídeo: Agencia ATLAS

Las medidas

El plan presentado por Sánchez incluye una reducción del 50% de los abonos de transporte prestados por el Estado y de un 30% de todos aquellos abonos que sean gestionados por las comunidades autónomas y los ayuntamientos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Ejecutivo de coalición sufragará esta medida desde el 1 de septiembre y hasta el 31 de diciembre de este mismo año. Sánchez ha explicado que el Gobierno pondrá los recursos necesarios para rebajar los abonos mensuales o cualquier título de transporte que sea gestionado por el Estado un 50%. En este sentido, ha puesto como ejemplo los abonos de Renfe. Además, sobre el transporte que está en manos de las comunidades autónomas y los ayuntamientos el Ejecutivo aportará la cuantía necesaria para reducirlos en un 30%. No obstante, las autonomías y las entidades locales podrán completar esta reducción hasta elevarla al 50%.

Entre las nuevas medidas que se han incluido en este real decreto está la rebaja del IVA de la luz, del 10% al 5%. Esta última medida supondrá un coste para las arcas del Estado de 220 millones de euros al trimestre. Según los cálculos del Ejecutivo, el coste total de rebajar el IVA del 21% hasta el 5% asciende hasta los 600 millones de euros al trimestre y alcanza los 1.800 millones de euros al trimestre si se incluyen el resto de medidas que ha llevado a cabo previamente: la prórroga de la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y la suspensión del impuesto sobre el valor de la producción eléctrica.

El jefe del Ejecutivo también ha anunciado que tramitarán vía proposición de ley la creación de un nuevo impuesto para gravar los beneficios extraordinarios de las compañías eléctricas. Esta ha sido una de las principales disputas en el seno del Gobierno de coalición, ya que Unidas Podemos exigía que se pusiera en marcha de manera inmediata una figura similar. Por otro lado, ha señalado que el Ejecutivo limitará el precio máximo de la bombona de butano y que se mantendrá hasta final de año la bonificación de 0,20 céntimos de euro por litro de gasolina.

Los datos

  • 200

    euros de pago único

    Un pago único para las familias en cuyos hogares no se supere una renta conjunta de 14.000 euros y cuyo patrimonio, sin contar la vivienda habitual, no supere los 43.196 euros. Se podrá solicitar a partir de julio y lo gestionará la Agencia Tributaria.

  • 5%

    Rebaja del IVA a la luz

    Entrará en vigor el 1 de julio. El IVA ya se había bajado del 21al 10% el pasado verano para contener la subida de precios. España será el país con menor IVA de toda la Unión Europea.

  • 19,55

    límite para el butano

    Fijada una congelación del precio de los gases licuados de petróleo envasados, la popular bombona de butano. El precio de 19,55 euros, fijado en la última revisión, el pasado 12 de mayo, se mantendrá hasta fin de año.

Compartir el artículo

stats