Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un bautizo real para el “Bélgica”

La princesa Elisabeth amadrina el buque oceanográfico construido por el astillero Freire en su primer acto oficial en solitario

La princesa Elisabeth, a bordo con los tripulantes. / @MonarchieBe

El acto estuvo a la altura de las características del buque, pese a que la lluvia de Flandes trató de deslucirlo: un oceanográfico de última tecnología que “nos ayudará a convertirnos en uno de los líderes mundiales en exploración marina y submarina”, como enfatizó el secretario de Estado de Política Científica belga, Thomas Dermine. Ayer se celebró el bautizo del Bélgica, construido por el astillero vigués Construcciones Navales Paulino Freire (Freire Shipyard), con unos padrinos de postín: la princesa Elisabeth, primogénita de los reyes Felipe y Matilde, y la ciudad de Gante. A la ceremonia asistió el director general del astillero Marcos Freire, quien departió, entre otros, con el coordinador del buque, Lieven Naudts. La ceremonia contó asimismo con la presencia de la embajadora de España en Bélgica, Beatriz Larrotcha. El bautizo fue el primer acto en solitario para la princesa.

El Bélgica es ya un emblema de la investigación oceanográfica. Con 71 metros de eslora y capacidad para 40 personas, el oceanográfico ha reemplazado a otro de idéntico nombre y construido en 1984, que hasta su retirada había completado más de un millar de expediciones científicas. Es un diseño de la británica Rolls-Royce; el Royal Belgian Institute of Natural Sciences (RBINS) es la entidad armadora.

En el puente de mando. @MonarchieBe

Freire y Naudts. FDV

El Bélgica dispone de equipamientos que le permitirán hacer campañas para, por ejemplo, medir el impacto del cambio climático en el Ártico e investigar los fondos oceánicos. En comparación con el oceanográfico que tenía antes el país, el nuevo buque podrá trabajar en profundidades de hasta 5.000 metros (frente a los 1.500 actuales) y tendrá mayor espacio (siete contenedores en lugar de dos y 28 científicos en lugar de 14).

Compartir el artículo

stats