Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prothero se queda sin su flota de veleros de lujo: fracasa en la compra de la naviera Sea Cloud

La compañía alemana da por rotas las negociaciones | La plantilla de Barreras pretende que el directivo responda por la liquidación

El "Sea Cloud Spirit", fondeado frente a Rodas Pérez & Cia

Douglas A. Prothero se presentó en Vigo como un experimentado empresario del sector marítimo, con amplísima experiencia en la construcción de buques de pasaje. En los registros mercantiles de Canadá –de donde es originario– y Reino Unido sí hay rastro de su actividad como administrador, aunque de compañías sin recorrido aparente o propietarias de pequeños veleros. Eso no le impidió forjar una sólida alianza con uno de los mayores grupos hoteleros del mundo, Marriott International, o con inversores de la talla del fondo Oaktree Capital Management y el fundador de PokerStars, Mark Scheinberg.

Aseguró que convertiría al naval de Vigo, e Hijos de J. Barreras en particular, en una referencia global en la construcción de cruceros, con tres unidades de ultralujo; dos tendrían que estar ya navegando, pero no terminó ninguna. Cinco años después de aquella promesa, Prothero seguía sin flota de barcos premium. Pero creyó haber encontrado el remedio: en febrero anunció un acuerdo para la compra de la naviera alemana Sea Cloud Cruises, con tres buques a vela con billetes por hasta 20.000 euros por persona. Ha vuelto a fracasar, esas negociaciones han terminado y sigue sin flota. Para disponer de su primer crucero de lujo tendrá que esperar a la entrega del Evrima, que acaba de ser pospuesta por séptima vez.

37

En las entrañas del 'Sea Cloud Spirit' Ricardo Grobas

“Sea Cloud Cruises y sus grandes barcos permanecerán en Hamburgo, no habrá cambio de propiedad”, apuntó a la publicación alemana FVW el armador Hermann Ebel. La compañía cuenta con tres cruceros: Sea Cloud, Sea Cloud II y Sea Cloud Spirit. El último, con tres mástiles y 4.200 metros cuadrados de velamen izado, tomó forma en las instalaciones de Metalships & Docks sobre la base de un casco ensamblado en la desaparecida Factoría Naval de Marín. Ninguno de ellos, como pretendía el también expresidente de Barreras, se integrarán en el programa de viajes de Marriott.

“Sea Cloud ofrece una experiencia única y respetuosa con el medio ambiente”, decía Prothero en febrero con el anuncio del acuerdo para su compra, y en paralelo al arranque de la fase de liquidación del astillero vigués. Su intención era ofrecer a la clientela de mayor poder adquisitivo la posibilidad de embarcar en cruceros premium, tanto en su formato de superyate (como el propio Evrima) como en el de veleros.

El Evrima se presupuestó en 250 millones de euros, y va ya por un coste de construcción de 550

decoration

Para ello creó, de la mano de Oaktree o Scheinberg, la página web The Yacht Portfolio. No hay ninguna empresa registrada con este nombre, y probablemente se trate de la marca comercial de la mercantil Yacht Acquisition, registrada en Malta y en la misma sede que la que utilizó para comprar Barreras (Cruise Yacht YardCo), constituir el proyecto The Ritz-Carlton Yacht Collection (Cruise Yacht OpCo) o asumir la propiedad del propio Evrima (Cruise Yacht 1), retirándosela al astillero gallego.

Aunque su inmersión en el naval europeo fue un fiasco, Prothero no ha perdido ni el respaldo de Oaktree –uno de los mayores fondos del mundo– ni su habilidad de contratación. Como desveló FARO a principios de año, el directivo avanzaba en un acuerdo con el astillero Chantiers de l’Atlantique y el ministerio francés de Industria para construir unos barcos similares al Evrima en Saint Nazaire. Siempre en busca de esa flota que se le ha resistido, tras consumar la quiebra controlada de Barreras y sin haber empezado a abonar los préstamos para la construcción del crucero premium que empezó en Beiramar. La entidad semipública Cesce (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación) soporta un riesgo superior a los 400 millones de euros por este proyecto. El barco se presupuestó en 250 millones de euros, y va ya por un coste de construcción de 550.

La plantilla de Vigo

Además de la deuda con proveedores, la liquidación de Barreras dejará a 102 trabajadores en la calle, sometidos ya a un expediente de regulación de empleo (ERE). El sindicato CC OO ha planteado en el juzgado de lo mercantil un incidente concursal laboral con el objetivo de que tanto Prothero como Cruise Yacht –una de las sociedades de su entramado– sean considerados como responsables solidarios de la quiebra y del expediente de extinción. A su juicio, el expresidente del astillero buscó “en todo momento el exclusivo beneficio” de esa mercantil y el suyo propio. Los trabajadores denuncian que “una parte significativa de nuestros derechos de prestación por desempleo se han visto consumidos bajo un expediente temporal basado en una memoria justificativa absolutamente falsa”.

Compartir el artículo

stats