Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Stellantis cifra en 600 millones la inversión necesaria para blindar su actividad en Vigo

Bueno revela que la nueva plataforma STLA rondaría ese volumen y que necesitan ayudas públicas | “Negociamos con el Gobierno”, apunta | Rueda asegura el apoyo de la Xunta

Por la izda., María Jesús Lorenzana, Marta Fernández-Tapias, Ignacio Bueno, Laudelino Laiz (director de Calidad de la planta), Alfonso Rueda y Francisco Conde, durante la visita ayer a Stellantis Vigo. | MARTA G. BREA

Stellantis Vigo, como prácticamente todo el sector de la automoción de Galicia, no ocupó portadas ni estuvo entre los grandes titulares que dejó el cierre para la presentación de proyectos del Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC). La rigidez de sus bases, como ya denunció FARO, dejó fuera las grandes inversiones previstas por el fabricante para esta planta, la más productiva del país y la que más produjo el año pasado en Europa (de todas las marcas). La nueva plataforma industrial sobre la que se desarrollarán los nuevos modelos eléctricos, objetivo número uno de la dirección de la factoría olívica, no pudo entrar en el marco de esas ayudas de los Next Generation. Sin embargo, su director, Ignacio Bueno, avanzó ayer que Stellantis está “negociando con el Gobierno” para “poder disponer de estos u otros fondos” con los que sacar adelante su propuesta. “No está la puerta cerrada, ni mucho menos”, indicó. La inversión necesaria sería de “entre 500 y 600 millones de euros”, según Bueno, y posibilitaría atar el futuro de la planta a la ciudad en el volumen actual de producción, con dos líneas, varios modelos y los más de 7.000 empleos en su máxima capacidad.

Bueno realizó estas declaraciones en una rueda de prensa posterior a la visita de una delegación de la Xunta encabezada por su presidente Alfonso Rueda. El mandatario gallego realizó una primera intervención en la que garantizó el apoyo económico del Ejecutivo que dirige y se mostró esperanzado de que el Gobierno de España haga lo mismo. “No queremos otra cosa que se garantice que Stellantis Vigo va a tener ese dinero para seguir produciendo aquí”, señaló Rueda.

El Perte VEC tenía 2025 como límite para ejecutar los proyectos presentados, lo que desde un principio se supo que no encajaría con los planes plasmados a nivel global por Stellantis. En base a ello, y ya a preguntas de los medios, Ignacio Bueno recordó que la planta tiene una “necesidad” que va “más allá de esa fecha” y que, para ello, necesitan ayudas por tratarse de “una transformación artificial motivada porque Europa nos lo pide” (en relación a la eliminación de los motores a combustión para 2025).

Otro momento de la visita ayer a la planta de Vigo. MARTA G. BREA

Stellantis España, destacó Bueno, “quiere ser parte del proyecto futuro de vehículos eléctricos” del grupo, pero esto requiere de “inversiones sustanciales” que rondan hasta 600 millones de euros, “, tanto en bienes de equipo, como de instalaciones y de producto”. “Lo que le pedimos al Gobierno es que con los mismos objetivos que tiene el Perte se flexibilicen las líneas para poder entrar con esos proyectos de futuro que tenemos nosotros”, explicó el director de la factoría.

Stellantis pide que se "flexibilicen líneas de ayudas"

decoration

Sobre las conversaciones con el Gobierno, Bueno destacó que existe “voluntad de todo el mundo” para “llegar a algo positivo”. Sin embargo, el responsable de la planta olívica también recordó que lo mismo está sucediendo con su demanda del enganche a la alta tensión y que de momento no están siendo escuchados. “En este tema aún no hemos recibido una respuesta”, insistió.

A la espera de que las conversaciones finalmente se concreten, Rueda garantizó que la Xunta, “en la parte que le toca de esa apuesta, de ese esfuerzo económico importante que habría que hacer para consolidar esta fábrica”, garantizó su aportación. “La buena marcha de Stellantis explica en gran parte la buena marcha de la producción industrial y de la economía en Galicia”, recordó el presidente del Ejecutivo gallego.

La escasez de microchips seguirá impactando este y el próximo año: “Esperamos que menos”

La crisis de los microchips se dejará sentir en Vigo lo que resta de año... y también el próximo. El director de Stellantis Vigo, Ignacio Bueno, explicó que la situación “es un problema estructural que va afectando de forma cíclica” y que, por ahora, “el problema no está terminado”. “Se va a prolongar el año siguiente”, comentó bueno, que espera que “el impacto sea bastante menor que el que ha tenido en los meses de abril y mayo”.

De hecho, esta situación está condicionando también la vuelta de los turnos de fin de semana que se tuvieron que suprimir por la falta de compones. Según Bueno, la probabilidad de que vuelvan se sitúa ya en 2023. “Hasta que no tengamos una certeza de que el suministro de semiconductores no se estabiliza tristemente no lo podemos hacer. Sería una irresponsabilidad volver a montar el turno y tener que desmontarlo, como ya ha pasado”, comentó Bueno, que entre otras cuestiones también confirmó que la nueva Fiat Doblò comenzará a fabricarse en julio.

Compartir el artículo

stats