Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soltec lanza el mayor parque solar del noroeste

El grupo inicia la tramitación por la vía exprés habilitada por el Gobierno de una instalación en el municipio de A Gudiña de 66 megavatios | La planta ocupará una superficie de 110 hectáreas en “zona de sensibilidad ambiental baja”

Imagen de placas solares.

Alemania saca más partido al sol como fuente de producción eléctrica que España, Portugal e Italia juntas. Es la líder indiscutible del viejo continente. Durante el pasado año sumó, según el observatorio de las energías renovables de la Comisión Europea, unos 5.000 nuevo megavatios (MW) al parte de generación fotovoltaica, que roza ya los 59.000 MW en total. El país atraviesa momentos delicadísimos por su enorme dependencia del gas ruso. El ministro de Economía y Energía, Robert Habeck, acaba de anunciar nuevas medidas para reducir “aún más” el consumo para evitar “verdaderas estrecheces” en invierno. Entre ellas está la reactivación “a corto plazo” de las térmicas. “Tenemos que ser sinceros, esto implica, durante un periodo de transición, más centrales carboneras. Es amargo, pero en esta situación es necesario”, apunta el también vicecanciller del partido de Los Verdes, como medida paliativa mientras acelera la transición energética, como anunció el Bundestag el pasado 8 de abril, para elevar del 65% al 80% su objetivo de tecnologías limpias en el mix eléctrico en 2030 –con 215.000 MW instalados en fotovoltaica– y llegar al 100% en 2035.

Del papel que puede jugar la fotovoltaica, tanto en la versión de autoconsumo con a través de grandes plantas productoras para terceros, se habla más bien poco en la estrategia para descarbonizar la economía de Galicia. ¿Falta recurso? En absoluto. La comunidad tiene un índice de radiación solar mayor que Alemania. Las Rías Baixas, por ejemplo, reciben solo el 20% menos de la radiación que alcanzan las zonas más soleadas de la Península Ibérica, según el Atlas de Radiación Solar elaborado por Meteogalicia hace ya 11 años, que incluye también el sur de la provincia de Ourense entre los puntos viables de desarrollo fotovoltaico.

Allí, en el concello de A Gudiña, impulsa Soltec el mayor parque solar del noroeste del país. La multinacional especializada en la fabricación de equipos de seguimiento fotovoltaico tramita ante la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Ecológica una planta de 66 megavatios (MW) mediante el procedimiento exprés recién aprobado por el Gobierno para agilizar la aprobación de proyectos de energías renovables. La inversión, según apuntan a FARO fuentes de la compañía, ronda los 40 millones de euros.

El complejo fotovoltaico ocupa una superficie de 110,19 hectáreas, equivalente a unos 150 campos de fútbol. Siguiendo los mapas de la “Zonificación ambiental para la implantación de energías renovables”, la herramienta de Transición Ecológica que permite identificar las áreas del territorio nacional que presentan mayores condicionantes ambientales para la este tipo de proyectos, Soltec asegura que el emplazamiento elegido es “íntegramente” una “zona de sensibilidad baja”.

En una escala de 0 a 10.000, donde los valores bajos muestran sensibilidades elevadas y viceversa, en este caso oscilan entre los 8.660 y los 10.000. Únicamente la línea aérea de evacuación de la planta “sobrevuela dos zonificaciones de sensibilidad máxima, al realizar dos cruzamientos sobre los cauces del Regueiro das Fragas y el Río Camba”, que tienen precisamente esa calificación por tratarse de masas de agua y zonas inundables, según la documentación remitida por la empresa al departamento que dirige Teresa Ribera para el procedimiento de determinación de afección ambiental.

Las actuaciones previstas para la construcción del parque denominado A Gudiña Solar están fuera del ámbito de la Red Natural 2000. El espacio protegido más próximo, Pena Trevinca, se encuentra a 5,3 kilómetros. Tampoco invade la Red gallega de espacios protegidos y parte de su espacio, unas 52 hectáreas, está catalogado por Hábitat de Interés Comunitario dentro de la categoría de “Brezales secos europeos”. “Cabe resaltar que estas superficies se encuentra sometidas en la actualidad a aprovechamiento del ganado a diente, por lo que se trata de una superficie con un valor de degradación bastante elevado debido al pisoteo y herviboría derivado de este uso agropecuario”, señalan los promotores. “En general –añaden–, la superficie considerada para la implantación de la planta fotovoltaica proyectada de A Gudiña Solar se encuentra ocupada por parcelas dedicadas a aprovechamiento agropecuario extensivo e intensivo de cultivo de cereal y ganado, junto a una zona de matorral y praderas sobre afloramiento rocoso, sin proximidad de zonas boscosas ni afectando a pies arbóreos, con escasa o nula vegetación de interés”.

El proyecto, elaborado por el equipo de Soltec Ingenieros en Vigo, prevé la distribución de los paneles en 16 islas diferentes con pasillos entre ellas, “que pueden incluso naturalizarse con vegetación adecuada para facilitar el paso de mamíferos terrestres de mediano o gran tamaño”. El modelo de vallado perimetral “contribuye aún más a favorecer la permeabilidad de la instalación”, recoge el resumen ejecutivo de la planta, “y, en consecuencia, la conectividad ecológica, permitiendo la dispersión y desplazamiento de la fauna”, salvo “en determinados casos” como el jabalí o el tejón –de mayor tamaño y menor agilidad de movimientos–, con los que puede actuar de barrera. La planta en sí, dice Soltec, “no supone un efecto barrera serio” e incluso “proporcionará un lugar de refugio y descanso a las especies que campean o hacen uso de la zona”.

Para conexión se aprovechan “las sinergias positivas” derivadas de la línea aérea de ADIF para servicio al tren de alta velocidad, “de manera que se ha planteado un trazado paralelo a esta línea”, empleando el corredor creado “y amortiguando de esta forma los impactos derivados de la construcción y puesta en servicio de un nuevo tendido eléctrico”. El Estudio de Impacto Ambiental incorpora, además, “una serie de medidas preventivas, correctoras y complementarias” para, no solo minimizar los efectos, “sino que se mejore el medio atendiendo a los requerimiento de las principales especies que frecuentan el entorno amplio del estudio”. De ahí que Soltec defienda la compatibilidad con el entorno del proyecto, que mejora la situación actual”.

Soltec lanza el mayor parque solar del noroeste. Imagen del proyecto.

Transición Ecológica duplica las ayudas a autoconsumo en Galicia

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) amplía en 505 millones de euros las ayudas para incentivar el autoconsumo, el almacenamiento energético y las instalaciones térmicas con renovables en el marco de un programa incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). La partida inicialmente concedida a Galicia fue de 39,2 millones de euros, a los que suman ahora otros 36,2 millones, hasta un total de 75,3 millones.

La primera parte de este programa de ayudas, que se lanzó en junio del año pasado con un presupuesto inicial de 600 millones de euros, establecía que se podría ampliar hasta 1.320 millones en función de que las comunidades fueran comprometiendo su dotación original. Se espera incorporar 1.850 megavatios de generación renovable al sistema y se estima la creación de más de 25.000 empleos directos e indirectos.

  • 1 Unas 110 hectáreas en A Gudiña

    El sur de Ourense es, junto con las Rías Baixas, dos de las zonas más aprovechables para el desarrollo de la solar como fuente de producción de electricidad.

  • 2 Zona de baja sensibilidad

    El proyecto, según baremo de Transición Ecológica, tiene un índice de sensibilidad ambiental de entre 8.660 y 10.000 puntos, que es el valor mínimo de impacto.

  • 3 Un grupo con todos los servicios

    Soltec Power Holdings es la matriz del grupo que tiene rama industrial y de ingenería con Soltec, desarrolla a través de Powertis y acaba de crear una sociedad para gestión.

Compartir el artículo

stats