Precio de la luz

El precio de la electricidad sube diez euros en el primer día con el tope al gas

La compensación a las eléctricas y el descuento de las ventas a Francia 'se come' la rebaja en el mercado mayorista

Una línea eléctrica de alta tensión.

Una línea eléctrica de alta tensión. / EP

Sara Ledo

La primera subasta de electricidad con el tope al gas de 40 euros por megavatio-hora ha finalizado con un precio de 165 euros por megavatio-hora, un 23% inferior a los 214 euros que costó la electricidad en el mercado mayorista este martes y un 16% inferior a la media de los primeros 14 días del mes (197,50). Pero este no será el precio definitivo al que pagarán los consumidores este suministro porque a él hay que añadir la compensación a las centrales de ciclo combinado que hayan entrado en la programación, así como el descuento por la 'venta' de electricidad a Francia, que suma un total de 59,27 euros MWh. Eso da como resultado un precio medio de la electricidad de 224 euros MWh, diez euros más caro que el de este martes y 25 euros más que en la primera quincena, según ha publicado el Operador del Mercado Ibérico de la Energía (OMIE).

La primera subasta de electricidad que incorpora el mecanismo que da forma a la denominada 'excepción ibérica' se ha celebrado con normalidad, según explican fuentes de OMIE, de lo que da muestra que la información sobre los precios se ha publicado a la hora habitual. El concurso sigue el mismo procedimiento que hasta ahora con la particularidad de que las centrales de ciclo combinado no pueden realizar ofertas en las que el precio del gas natural supere los 40 euros por megavatio-hora, casi la mitad del precio que marca este martes la cotización de esta materia prima en el mercado ibérico Mibgas (78,75 euros megavatio-hora). Esta subasta ha dado como resultado ese precio de 165 euros MWh publicado por OMIE.

Sin embargo, esas centrales que queman gas tendrán que hacer frente a esos 78,75 euros MWh que les cuesta esta materia prima, necesaria para su producción. Y por ello los consumidores deben asumir esa diferencia entre el precio de cotización y el tope. Esta compensación variará cada día en función del precio que marque la cotización del gas y del volumen de gas que sea necesario para la generación eléctrica (también según se renueven los contratos del mercado libre de la cantidad de consumidores afectados por el mecanismo). Si bien, con este mecanismo los usuarios evitan al resto de tecnologías que antes recibían esa diferencia como un ingreso extraordinario, pues el mercado eléctrico retribuye a todas las tecnologías con el precio que marca la central más cara (gas natural).

Las expectativas del Gobierno apuntaban a un precio medio en el primer mes de ejecución de la medida de 110 euros MWh en el mercado mayorista que se elevase a unos 176,60 euros MWh el precio final, a partir de una cotización de los precios del gas de 96 euros MWh. Pero finalmente, el precio en el mercado mayorista ha quedado en 165 euros MWh y el precio final en unos 224 euros MWh.

Este precio afecta al 37% de los consumidores domésticos, que tienen tarifa regulada de Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), y a aquellos consumidores industriales que van directamente al mercado a comprar su energía (70%). Y en la actualidad, ante la rebaja de los impuestos y de los cargos, supone alrededor del 60% de la factura de la luz.