Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ciudadanos prefieren reducir el déficit con recortes que con subidas de impuestos

Un 67% de los españoles ve como un problema que el gasto público supere los ingresos, según un estudio de Funcas

Viandantes en As Avenidas, en Vigo. | // JESÚS DE ARCOS

Los ciudadanos españoles consideran necesaria la existencia del sector público, valoran como un problema grave el déficit del país y creen que, para reducirlo, se deben hacer recortes en los gastos y no subidas de impuestos. Esta es, a grandes rasgos, la imagen que dibuja el estudio “Déficit y consolidación fiscal en España: ¿qué opinan los ciudadanos?”, elaborado por el profesor de la Universidade de Vigo y director del Foro Económico de Galicia, Santiago Lago-Peñas.

El informe, recién publicado por Funcas, muestra también que la población está razonablemente al tanto de la normativa que España debe cumplir ante Europa en materia en cuanto a deuda y déficit y conoce su nivel de deuda.

En concreto, el 66% de la población está de acuerdo con que el sector público es necesario para la sociedad, frente a solo un 10% que se muestra manifiestamente en desacuerdo. El dato es coherente con que el 61% está a favor de la existencia de impuestos (hay un 16% de españoles que considera que, “si no se pagara ningún impuesto, todos viviríamos mejor”).

Pero que la ciudadanía apruebe los impuestos no implica que no desapruebe la gestión de los servicios que financian. Solo un 15% de los 1.501 encuestados considera que los servicios públicos se gestionan correctamente, frente a un 53% que piensa lo contrario. Además, una holgada mayoría (63%) cree que la relación entre impuestos y servicios públicos en España es peor que en otros países europeas, frente a solo un 7% que considera que es mejor. Donde no hay una opinión clara es en lo tocante al papel que juegan las comunidades autónomas en el déficit público. Un 42% dice no estar ni de acuerdo ni en desacuerdo con la afirmación de que en un Estado centralizado, este sería “sustancialmente menor”.

El déficit, un problema

El estudio pone negro sobre blanco que una holgada mayoría de la ciudadanía considera “que el déficit público en España es un problema grave”. En concreto, un 41% está bastante de acuerdo con dicha afirmación y un 26% se muestra muy de acuerdo. Solo un 6% y un 2% están bastante en desacuerdo y muy en desacuerdo, respectivamente.

¿Cómo gestionar un hipotético ajuste fiscal el año que viene? Una abrumadora mayoría prefiere una receta el recorte a los impuestos. El 43% de los encuestados apuesta por un recorte en los gastos públicos y el 35% prefiere afrontarlo con una combinación de un 75% de recortes y un 25% de subida de impuestos. En el otro lado del espectro, un 12% opta por una mezcla de un 25% de recorte de gastos y un 75% de incremento de impuestos. Solo un 10% de los ciudadanos prefiere una mayor carga fiscal.

La valoración del déficit como un problema está positivamente relacionada, según concluye el informe, con el nivel de estudios, la edad, el interés por la actualidad económica, una ideología situada en la derecha del espectro político y una intención de voto por los partidos estatales de la oposición.

La encuesta, realizada en marzo de 2022, muestra que los ciudadanos tienen, a grandes rasgos, conocimientos básicos de déficit y deuda. Así, el 53% está al tanto de que España está sometida a normativas europeas de déficit y deuda y un 40% sabe que la deuda pública de nuestro país está entre el 100% y el 125% del PIB (solo nueve de cada 10 encuestados la situaron por debajo del 75%). Eso sí, el 72% admite no conocer la existencia o acciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), cuyo objeto es velar por la sostenibilidad de las finanzas públicas. Un 21% manifiesta conocerla “vagamente” y el 7% no la conoce. en absoluto Quien sí sabe de ella, no obstante, la valora como una herramienta positiva y útil.

Compartir el artículo

stats