El alquiler se encarece otro 8% el último año en Galicia y cuesta ya lo mismo que las hipotecas

El importe medio bate récord con 478 euros | En Vigo llega a 541 euros y a 561 en A Coruña | Los contratos crecen un 12%

El alquiler en Galicia cuesta por primera vez lo mismo que una hipoteca

El alquiler en Galicia cuesta por primera vez lo mismo que una hipoteca / FdV

Julio Pérez

Julio Pérez

El mercado inmobiliario sufrió su propio confinamiento tras la aparición de la primera ola del coronavirus. Se cerró a cal y canto como el resto de actividades no esenciales para frenar los contagios y paliar el colapso de la atención sanitaria. La situación despertó viejos temores en el sector, el miedo a otra travesía en el desierto cuando justo empezaba a recuperarse de la larga década de sequía que siguió al estallido de la burbuja del ladrillo. Pero en su caso la pandemia sirvió de aliciente para una nueva normalidad mucho mejor que la vieja. Estaban todos los elementos que impulsaban la construcción y las ventas antes del COVID-19 –los bajos tipos y el endeudamiento privado asumible, principalmente– y se unió el interés de muchas familias por buscar hogares más confortables.

El acelerón afectó por igual al régimen de propiedad que a los alquileres, hasta el punto de que el número de contratos de arrendamientos formalizados en Galicia en 2020 no quedó muy lejos de las cifras del ejercicio anterior a pesar de los meses de encierro y restricciones a la actividad comercial y en 2021 se batió un récord: 33.495 contratos firmados. Todo apunta a un nuevo máximo este 2022. Los arrendamientos aumentaron un 12% durante el primer trimestre y el precio sube a niveles inéditos, ya con el mismo coste que las hipotecas.

importe medio alquileres W

importe medio alquileres W / Hugo Barreiro

Niveles inéditos

Los arrendamientos notificados en marzo al Instituto Galego de Vivenda en Solo (IGVS) para el depósito de la correspondiente fianza alcanzaron de media los 478 euros, según el balance que acaba de publicar el organismo dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda. La cuantía subió en el último año un 8,2% y supera incluso los precios que suelen darse en septiembre, el momento del pico anual coincidiendo con el arranque del curso universitario y el bum de la demanda por los pisos para estudiantes.

A la espera de ver cómo evoluciona el euríbor en su nuevo ciclo alcista y, en general, los tipos de interés, el coste de las hipotecas en la comunidad se mantiene relativamente estable. Los créditos para la adquisición de vivienda rondaron los 110.000 euros en el primer trimestre del año, a un tipo medio del 1,85%. La cuota mensual fue de 479 euros, tan solo un euro más que el alquiler, con un plazo de amortización cercano a los 24 años, según los datos del Colegio de Registradores de la Propiedad recogidos por el Instituto Galego de Estatística (IGE). La brecha en la compra sigue siendo la entrada del préstamo, sin rastro de la cobertura al 100% del valor del inmueble en la banca. El porcentaje de financiación en las hipotecas registradas en Galicia en marzo, como reflejan los últimos informes del Consejo General del Notariado, alcanzó el 76,7% de la tasación.

En las ciudades

El calentamiento del mercado del alquiler se nota especialmente en las siete ciudades. Concentran casi la mitad del negocio. A Coruña es el concello más caro: 561,9 euros de mensualidad media, un 6,2% por encima del precio de marzo de 2021. Le sigue Vigo, donde el coste de los arrendamientos subió un 2,4%, hasta los 541,5 euros. Los mayores ascensos se dieron en Santiago (7,9%) y Pontevedra (7,2%), con mensualidades medias de 488,2 y 527,3 euros, respectivamente. En Ourense (442 euros) se encarecieron un 5,2%; el 4,6% en Ferrol (394,8 euros); y el 1,2% en Lugo (398,7 euros).

Buena parte del stock de alquiler se alimenta del apetito inversor de los ahorradores gallegos que buscan en la compra de vivienda una alternativa a la raquítica retribución de los depósitos bancarios. Se superaron las 5.400 transacciones entre enero y marzo, un 13% más que en el mismo periodo del año pasado. Los expertos de Gesvalt consideran probable que a lo largo de este 2022 se estabilicen los precios tras el incremento del 3,7% en toda España durante el primer trimestre como “respuesta al descenso de la incertidumbre”. De momento, “sigue quedando patente el esfuerzo y la gran resistencia del sector promotor, haciendo frente al incremento actual de la demanda de vivienda”, señala la tasadora y consultora en su primer informe de 2022.

Suscríbete para seguir leyendo