Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El descanso de la flota más grande

Tiempo para vacaciones, reparaciones y descargas | Los pesqueros de capital vigués superaron las 58.000 toneladas en la primera tanda del año

Aproximación del mercante “Frio Aegean” al muelle de Fandicosta, este domingo. / RICARDO GROBAS

El fin de las campañas de pesca en Malvinas alteran el skyline de las rías de Vigo y Pontevedra dos veces al año. Tras el fin de la primera marea en el archipiélago británico, han arribado ya a puerto todos los arrastreros congeladores participados por capital vigués. También se produce estos días la nueva remesa de descargas de pescado, principalmente calamar, a bordo de los mercantes tipo reefer, en instalaciones logísticas de frío como Frialia (antes Frioya), Frigalsa, Frigoríficos del Morrazo o Fandicosta. La de Malvinas es la mayor flota de gran altura que concentra la industria gallega, y nueve de cada diez toneladas que las Falkland exportan a Europa –tras el Brexit, con un pellizco arancelario que las empresas tratan de revertir– lo hacen a través del puerto de Vigo.

Según los datos facilitados a FARO, esta primera tanda de faena se saldó con más de 58.000 toneladas. Es un registro excelente y que ya aventuraban las armadoras tras el primer mes de trabajos de pesca. Los volúmenes oscilaron entre las 4.400 toneladas y las 2.750 por barco; de media, cada arrastrero –son cerca de una veintena los que operan en Vigo y Marín como puertos base, además de en Stanley– rondó las 3.425 toneladas de capturas. El Polar Bay, participado por la exfilial de Pescanova Lafonia, ha procedido a la logística de descarga en Montevideo. El palangrero de última generación CFL Hunter, también.

Mercantes llegando a Vigo, ayer Ricardo Grobas

Esta primera campaña del año fue un nuevo test para los barcos encargados desde 2017: Monteferro, Argos Cíes, Montelourido y Falcon, con participación en el capital de las armadoras Rampesca, Pereira y Pescapuerta. Como publicó este periódico esta semana, hay otros dos proyectos en marcha, para otras tantas armadoras gallegas, con el objetivo de faenar el codiciado calamar. Se trata de dos arrastreros congeladores, de unos 75 metros de eslora, de similar factura al propio Falcon. La próxima resolución final del sistema de reparto de cuotas, en virtud del cual se canjearán 25 años de derechos de pesca a cambio de que el 51% de las sociedades mixtas sean de capital malvino, ha contribuido a despejar estas inversiones.

Compartir el artículo

stats