La mitad de las pymes gallegas que tienen acceso al Kit Digital (de momento, las que tienen entre 10 y 49 empleados) ya han solicitado esta ayuda para la digitalización de empresas y autónomos, enmarcada en los fondos europeos Next Generation EU. Además, en la comunidad se han concedido ya 35 millones de euros (de los 3.000 millones con los que está dotado el plan en toda España). Son datos que ha aportado el director ejecutivo de la agencia viguesa Sicom, Daniel Lorenzo, durante la webinar Digitaliza tu negocio con fondos europeos, organizado por FARO y BBVA y moderado por Lara Graña, redactora jefa de este diario.

En este primer tramo, al que todavía se pueden presentar solicitudes, cada empresa que reciba la subvención podrá obtener 12.000 euros. En el caso del segundo tramo, el de empresas de entre tres y nueve empleados, las ayudas serán de 6.000 euros, mientras que para el tercero, compañías de entre cero y dos empleados, serán de 2.000 euros.

Y, aunque el 50% de las empresas gallegas de entre 10 y 49 trabajadores ya han solicitado estos fondos, quien centró más la atención durante el webinar fue esa otra mitad que aún no ha dado el paso. “Igual que hemos tenido negacionistas del COVID, tenemos negacionistas de las ayudas”, apuntó Lorenzo, que lamentó que hay “muchas empresas cuya filosofía es: ‘Yo nunca he pedido nada, nunca me han dado nada y casi que tampoco quiero nada’”. Aquí hace falta una labor de divulgación, considera el director ejecutivo de Sicom, porque “¿qué pasa si le dan directamente 12.000 euros a tu competencia para hacerte la competencia a ti?”. También Alberto Guilló, socio de la consultora Minsait Business Consulting, destacó la necesidad de intentar beneficiarse de estas ayudas, ya que “los fondos europeos son el Plan Marshall del siglo XXI y es momento de aprovecharlos”.

Alberto Guilló - consultora Minsait

“Los fondos europeos son el Plan Marshall del siglo XXI y es momento de aprovecharlos”

decoration

En ocasiones, los empresarios optan por no digitalizar sus negocios por no ver las ventajas que supone esta evolución o porque esta les puede resultar abrumadora. “Es un proceso que no se puede implementar de cero a 100 porque a las empresas les genera un rechazo importante”, considera Lorenzo, que añade que “hay que hacerlo de una forma muy lenta y, al mismo tiempo, que la propia empresa y el equipo vayan viendo estas mejoras porque, si no, el rechazo no facilita el avance”.

Existen distintos ámbitos en los que una empresa se puede digitalizar. Desde implementar una factura electrónica a crear una página web pasando por simplemente iniciar o potenciar la presencia de la marca en las redes sociales, son muchos los campos en los que una empresa se puede beneficiar del Kit Digital. Eso sí, como remacharon los expertos durante el encuentro, los fondos se conceden para iniciar dicha digitalización, pero no para sufragar los gastos de una digitalización ya existente. Por ejemplo, si una empresa tiene ya contratado un servicio de ciberseguridad por el que paga una mensualidad fija, la subvención no servirá para pagar esta factura.

El papel de la banca

El papel de las entidades financieras en los procesos de digitalización empresarial es “esencial, estructural”, destacó Graña. En este aspecto, la directora de Pymes de BBVA Noroeste, Rosa Bouzas, considera que el rol de la banca es aquí triple: divulgar a las empresas las distintas opciones de financiación de que disponen para acometer estos procesos, como el propio Kit Digital; establecer acuerdos con partners y autoridades, de manera que las empresas puedan acercarse a los agentes digitalizadores, y finalmente ayudar financieramente ofreciendo “productos que se adapten a estas necesidades específicas”, en palabras de Bouzas, que añade que las entidades financieras tienen que “convencer a las empresas para que se animen a hacer esta transformación”.

Rosa Bouzas - BBVA Noroeste

“Tenemos que convencer a las empresas para hacer esta transformación” 7.000 de las 57.000 solicitudes que se han formulado en España, concedidas

decoration

Y en este caso, en el que esta transición se puede financiar mediante el Kit Digital, conviene a las empresas entender cómo se canalizan estos fondos. En este sentido, Lorenzo recuerda que, “aunque se les hace una factura y tienen que pagar el IVA, las empresas no reciben el dinero en su cuenta”, sino que el proveedor de los servicios de digitalización recibe un crédito ICO hasta que se justifica que se ha llevado a cabo el proceso. En concreto, en Galicia son 400 las empresas que están homologadas como agentes para prestar los servicios que se financian con el Kit Digital.

Pero, además de lograr la financiación, la empresa debe, en primer lugar, identificar cuáles son las áreas en las que se debe acometer este proceso. “Lo primero es conocer el punto de partida y hacer un buen diagnóstico” de las necesidades de cada firma, explicó Guilló, ya que “la digitalización no es un fin, sino un medio”. A partir de ahí, conviene, prosiguió el experto, trazar una hoja de ruta que poder llevar a cabo finalmente teniendo en cuenta qué se puede esperar de cada acción.

La digitalización se debe llevar a cabo entendiendo que “es un proceso continuo”, destacó Guilló. Eso sí, una vez iniciada, “tiene que haber un antes y un después claros” en la empresa.

Daniel Lorenzo - Agencia Sicom

“La digitalización no se puede hacer de 0 a 100 porque puede generar rechazo en la empresa”

decoration

Plazos, tramos y agentes digitalizadores: las principales dudas de las empresas

¿Aún están a tiempo las empresas de entre 10 y 49 empleados para solicitar el Kit Digital? ¿Y cuándo podrán pedirlo las de los siguientes tramos? ¿Es la única ayuda que existe para acometer un proceso de digitalización? Son algunas de las dudas que les surgen a los empresarios a la hora de plantearse acceder a estas subvenciones. En este sentido, los expertos del webinar aseguraron que las empresas del primer tramo aún tienen hasta septiembre para solicitar el Kit Digital, que “seguramente” las de entre tres y nueve empleados puedan hacerlo antes de que termine este año y que “probablemente” queden para 2023 las ayudas para las empresas de entre cero y dos trabajadores. Otra duda que también refieren con frecuencia los empresarios interesados en acceder al kit, según los expertos, es a qué tramo pertenecen si han tenido cambios recientes de plantilla. En este sentido, los ponentes insistieron en que los empleados que definen los tramos son los que estaban registrados en 2021. En caso de duda, “conviene obtener en la Seguridad Social un informe de empleabilidad del año pasado”, señaló Lorenzo, ya que, por ejemplo, un trabajador a media jornada cuenta como medio a la hora de acceder al kit. Además, para los que menos competencias tengan en el mundo digital, “es muy recomendable”, sostuvo Guilló, “ir desde el inicio de la mano de un agente digitalizador que te vaya acompañando”, que además puede ser el que luego se escoja como proveedor y que siempre “debe ser de confianza”. Pero, además, recuerdan también los expertos que existen otras ayudas para la digitalización más allá del Kit Digital. Hay otras campañas activas ahora mismo, de organismos como el Instituto Gallego de Promoción Económica (Igape) o la propia Xunta. De hecho, en algunos casos pueden llegar a solaparse que hacen necesario prestar atención para evitar duplicidades. De nuevo, el agente digitalizador puede ayudar también en este aspecto. Como recordó Daniel Lorenzo, “el mundo no empieza y acaba en el Kit Digital”.