Mercedes vende el coche más caro del mundo

La firma subastó por 135 millones un modelo 300 SLR Uhlenhaut Coupé del año 1955

El modelo junto a su creador, Rudolph Uhlenhaut.   | // MERCEDES

El modelo junto a su creador, Rudolph Uhlenhaut. | // MERCEDES / REDACCIÓN

REDACCIÓN

Mercedes-Benz ha vendido el coche de coleccionista más caro de la historia, el modelo Mercedes-Benz 300, del año 1955, por 142 millones de dólares (135 millones de euros), superando el récord que ostentaba Ferrari. Según confirmó el presidente de Mercedes-Benz, Ola Kaellenius, el vehículo fue vendido en una subasta secreta, celebrada el pasado 5 de mayo en el museo de Mercedes-Benz en Stuttgart (Alemania), donde se exponían los dos únicos modelos de esta gama.

Hasta el momento, la compañía Ferrari tenía el récord del mayor precio por el que se ha vendido un automóvil de coleccionista. En concreto, vendió en 2018 el modelo Ferrari 250 GTO, del año 1962, por 48,4 millones de dólares (45,7 millones de euros), un precio que Mercedes casi ha logrado triplicar.

El modelo de Mercedes fue adquirido por el coleccionista británico, Simon Kidston, quien dijo que realizó la compra en nombre de un cliente anónimo.

El dinero de la venta irá destinado a poner en marcha un fondo Mercedes-Benz de becas de formación e investigación para jóvenes en materia de ciencias ambientales y descarbonización, según indicó en un comunicado la empresa encargada de esta y otras subastas de coches clásicos, RM Sotheby’s.

En el año 1955, el modelo Mercedez-Benz 300 fue reconocido como uno de los vehículos más rápidos. Además, este vehículo destaca por su mecanismo de apertura de las puertas, por lo que es calificado como alas de gaviota.

El otro modelo continuará en el museo de Stuttgart, según expresó Mercedes en un comunicado.