Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona Franca y Xunta, dispuestas a cofinanciar la obra del circuito del vehículo autónomo del CTAG

El Consorcio asegura que ya se lo ha trasladado al Ministerio y al centro tecnológico | Economía pide explicaciones al Gobierno

Pista actual de baja velocidad en las instalaciones del CTAG, en O Porriño. | CTAG

La construcción del circuito de alta velocidad para coches autónomos diseñado por el CTAG se quedará fuera del Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC) impulsado por el Gobierno. Los fondos creados para revolucionar la automoción en el país se destinarán estrictamente a labores de desarrollo e innovación, dejando en el aire una importante cuantía prevista para el proyecto (40 de los 50 millones de euros). Según pudo saber este periódico, tanto Zona Franca de Vigo como la Xunta están dispuestas a cofinanciar la obra dada la importancia que tendría para el tejido industrial gallego, si bien desde la Administración gallega piden explicaciones al Ministerio de Industria que dirige Reyes Maroto. “Esperamos que el Goberno aclare qué es lo que está ocurriendo y por qué no son elegibles en el marco del Perte las infraestructuras que sería preciso acometer”, explican fuentes de la Consellería de Economía, Emprego e Industria.

La rigidez de las bases del Perte y su período de aplicación está sentando como un jarro de agua fría en la industria de la automoción gallega. Desde los planes de Stellantis para la nueva plataforma de vehículos eléctricos a la que aspira el centro de Vigo pasando por este circuito, cuya tramitación se viene gestando desde hace años y que participa ahora en el consorcio que encabeza a nivel interregional la multinacional catalana Cellnex para revolucionar la conectividad a bordo.

El circuito, que incluye oficinas y laboratorios, ocupa un área de 955.300 metros cuadrados en su último emplazamiento seleccionado, en A Cañiza. Allí se construirían seis pistas, diferentes en cuanto a longitud y características, con un anillo exterior de 3 kilómetros de longitud para reproducir autopistas y autovías, una zona urbana simulada, un recorrido rural de 5,6 kilómetros o una zona de rampas.

Desde Zona Franca de Vigo explicaron que por su parte existe disposición para asumir la financiación de la construcción de las pistas. “Y así se lo hemos trasladado tanto al CTAG como al Ministerio”, explican fuentes del organismo dirigido por el delegado David Regades.

Lo mismo resaltan desde la Consellería. “La predisposición a colaborar sigue siendo la misma, trabajar desde el primer momento tanto en el cofinanciamiento del proyecto junto con el resto de administraciones implicadas como en la búsqueda de la localización más adecuada para las pistas”, explican.

El Perte dejaría fuera el 80% de los fondos necesarios para el circuito, 40 millones

decoration

Sin embargo, desde la Xunta critican que el Perte para la automoción no vaya a incluir fondos para obras clave como esta, sobre todo cuanto todo apunta a que otros proyectos estratégicos sí incluirán en sus bases posibilidades de partidas para el ladrillo. “Llama la atención que impulsase este proyecto junto con las zonas francas de Vigo y Barcelona, y que ahora se quede fuera del reparto de los fondos europeos y pretenda que sean asumidos por las comunidades autónomas”, critican, recordando que “es el último ejemplo” de “la necesidad de que el Gobierno se tome en serio el futuro de la industria de la automoción en Galicia”.

Compartir el artículo

stats