Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto de Armón

Los futuros barcos de la nueva Barreras

Armón aspira a compatibilizar su actual cartera de pedidos con contratos de más porte | Prevé asignar contratos de inmediato una vez tome el control y despeje ambas gradas

De izq. a dcha.: "Volcán de Tinamar", último ferri hecho en Barreras; flotel de Pemex; ferri "Abel Matutes"; ferri "Eleanor Roosvelt", fabricado por Armón; "Blue Eagle" de Armón y el atunero "Albatún Dos"

Astilleros Armón tomará posesión de la unidad productiva de Hijos de J. Barreras en julio. Para entonces, la compañía que dirige Laudelino Alperi habrá iniciado ya los trámites para arrancar con el achatarramiento de las 2.500 toneladas de aceros que colman las gradas 1 y 2, y que son el vestigio material del fallido proyecto Havila. Los trabajos de desguace los hará por su cuenta, y en un plazo “no superior” a tres meses. De modo que las instalaciones de Beiramar estarán disponibles para después del verano, cuando Armón podrá empezar a asignarle pedidos. Dos contratos ya están adjudicados: un arrastrero congelador de 60 metros para Red Chamber y un oceanográfico de 70 para el Instituto de Investigación Marina y de Agua Dulce de Islandia (Hafrannsóknastofnun). Pero el equipo de Alperi no quiere desaprovechar la capacidad que le aportan estos terrenos, por los que habrá pagado 14,2 millones de euros, tanto a efectos de calado como de eslora. Por eso traza un camino con buques de mayor porte, que Barreras había dejado mucho antes de solicitar concurso por última vez. “Recuperar una buena actividad, con ferris y offshore, compatibilizándolo la tipología de contratos que ya tiene a día de hoy”, apuntan fuentes próximas a Armón.

En Beiramar 2 dispondrá de un calado de hasta siete metros, por los cinco de la curva de San Gregorio, y capacidad para proyectos de hasta 49 metros de manga. Por eso, como este martes avanzó la dirección del grupo asturiano, incluyen “como punto de partida” volver a un segmento que Barreras abandonó en 2011 con la entrega del Volcán de Tinamar: los ferris ro-pax, con carga rodada y pasaje. El astillero tenía que haber entregado, en abril de 2021, el que habría sido el mayor barco construido nunca por el naval vigués, un ferri de 191 metros para Armas. La naviera reclama 28 millones de euros por un buque del que nunca se cortó una chapa, y por el que estuvo a punto de pagar el segundo hito. El coste de estos barcos excede al de los contratos que ha asumido tradicionalmente Armón Vigo; este de Armas, que iba a ser la construcción 1708 de Barreras, fue presupuestado en 146,25 millones de euros.

"Volcán de Tinamar", último ferri hecho en Barreras JESÚS DE ARCOS

Buque hotel (flotel) para plataformas petrolíferas (encargo de Pemex)

Lo mismo sucede con las unidades offshore. La última entrega completa del centenario astillero –el crucero Evrima abandonó Galicia sin rematar– fue un buque hotel (flotel) para plataformas petrolíferas, encargo del otrora socio mayoritario Pemex. La firma azteca pagó 6.855 millones de pesos (320,7 millones de euros, al tipo actual de cambio) por los dos floteles, construidos en Vigo y en Ferrol. La experiencia en este tipo de construcciones es amplia en estas instalaciones, con pedidos completados con éxito como el Edda Fides –un barco de apoyo a parques eólicos marinos, como los que Gondán había comprometido hacer de ganar la puja– o Amundsen.

El atunero "Albatún Dos"

Así como el grueso del naval privado español ha complementado encargos de todo tipo con los pesqueros, Barreras dejó este nicho de mercado hace casi dos décadas. Y con dos encargos de otro (ahora) exsocio, Albacora. Fueron el Albatún Dos y Albatún Tres, ambos de 115 metros. La unidad productiva que acaba de adjudicarse tendrá que desempolvar sus antiguos conocimientos en este campo, ya que Alperi garantizó a los administradores concursales un pesquero de 60 metros, con el que la argentina Red Chamber reemplazará al Promarsa II y que se especializará en la merluza. El de los oceanográficos será un nuevo territorio a explorar.

Los modelos

  • Regreso a los ferris

    Armón nunca abandonó este mercado, aunque con pedidos de menor dimensión que los entregados por Barreras. Las instalaciones de Vigo construyen a día de hoy un modelo double ended para Baleària, de 83 metros de eslora. El último ferri entregado por Barreras fue el Volcán de Tinamar, en 2011. El que Armas encargó para 2021, y que nunca se empezó, fue presupuestado en 146,25 millones.

  • Offshore, al alza

    Las instalaciones de Bareras tienen gran experiencia en la construcción de buques offshore, centrados en plataformas petrolíferas. Armón Gijón (antigua Factorías Juliana) acaba de entregar una unidad FPSO, para producción, almacenamiento y descarga de hidrocarburos, bautizado como Blue Eagle. Son buques de elevada complejidad técnica. El tirón de la eólica offshore será decisiva.

  • Renovación pesquera

    Aunque la industria gallega ha emprendido ambiciosos proyectos de renovación de flota, las directivas sobre emisiones y la fiscalización del gasóleo obligarán a una transformación a medio plazo. Armón es experto en este mercado, para todo tipo de caladeros, que Barreras abandonó hace casi dos décadas. Construirá un arrastrero de 60 metros para una armadora argentina.

Compartir el artículo

stats