Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tavares anticipa escasez de baterías para 2025 y alta dependencia de materia prima

“Es posible que no nos guste la forma en que se obtendrán en unos años”, avisa el CEO de Stellantis | Las tierras raras del Galiñeiro o el litio del norte de Portugal serán clave

Carlos Tavares durante una conferencia el pasado marzo en Turín. | MASSIMO PINCA

La industria de la automoción está dando pasos acelerados hacia la electrificación de sus plantas y modelos. Y casi cada semana, alguno de los líderes de las multinacionales da la voz de alarma sobre los problemas a los que se enfrentan por este cambio de marcha forzado por el cerco a los motores de combustión. Ayer fue el turno del CEO de Stellantis, Carlos Tavares, que puso sobre la mesa una derivada de la que los patrones del sector no hablan tanto cuando se refieren al vehículo eléctrico: la escasez de materias primas y también de las propias baterías. De hecho, el luso anticipó que el grupo prevé que sean insuficientes ya para 2025. “Es posible que no nos guste la forma en que se obtendrán esas materias primas en unos años”, avisó Tavares, que puso el foco en una previsible alta dependencia de Asia si no se consiguen aquellos minerales imprescindibles para la fabricación de baterías y otros componentes, como pueden ser el litio localizado en el norte de Portugal (y previsiblemente en el sur de Galicia) o las tierras raras que se esconden en el monte Galiñeiro, en Vigo.

El CEO de la firma con planta en la ciudad olívica intervino como ponente en Future of the car, un foro organizado por Financial Times en el que intervienen, entre otros, los máximos responsables de Volkswagen (Herbert Diess), Tesla (Elon Musk), Renault (Luca de Meo) o de Mercedes-Benz (Ola Källenius). El turno de Tavares fue ayer y medios de todo el mundo se hicieron eco de la alerta lanzada por el portugués como parte de la transición hacia la movilidad eléctrica de los principales constructores.

Así, a los ya habituales problemas con componentes como los microchips, Tavares adelanta también incidencias con las propias baterías, corazón de los vehículos eléctricos, y los componentes que harán falta para fabricarlas. “Habrá una dependencia significativa del mundo occidental con respecto a Asia. Es es algo que podemos anticipar fácilmente”, alertó.

“Habrá una dependencia significativa de occidente con respecto a Asia”, dice Tavares

decoration

Stellantis está inmersa en un proceso de reconversión de fábricas, con nuevas plataformas (denominadas STLA) como las que aspira conseguir la planta de Balaídos, y la creación de gigafactorías (Canadá, Italia, Francia y Alemania, de momento) a través de la joint venture ACC. “La velocidad a la que ahora todo el mundo está construyendo la capacidad de fabricación de baterías está posiblemente al límite para poder apoyar los rápidos cambios en los mercados en los que estamos operando”, apuntó.

En este sentido, puso la lupa sobre las materias primas, algo que a su juicio va a demandar “mucha extracción” de minerales críticos y “eventualmente riesgos geopolíticos”, como se ve en el caso de los recursos que llegaban –y llegan– de Rusia antes del inicio de la guerra en Ucrania o en la controversia que rodea a la minería submarina, contra la que se han opuesto algunos fabricantes (Volvo y BMW), entre los que por el momento no está Stellantis.

El CEO, que también puso énfasis en que las administraciones acompañasen a la industria –”¿Quién está mirando el panorama completo de esta transformación?”, se preguntó–, puso de esta forma sobre la mesa aquello que defienden los geólogos en España, que es la necesidad de ganar independencia con materiales decisivos para la tecnología, incluidos los vehículos eléctricos. En este sentido, en Galicia destaca el posible litio que se investiga en provincias de Ourense y Pontevedra, el níquel y el cobalto que persigue Eurobattery Minerals en Santa Comba (A Coruña) o las tierras raras que “almacena” el monte Galiñeiro, entre Vigo y Gondomar.

Compartir el artículo

stats